Objetivos de la Semana Europea de la Fertilidad (2020)

Un año más nos hacemos eco desde victoriainvitro.com, de la Semana Europea de la Fertilidad (EFW 2020 (European Fertility Week), este año centrados en: «Igualdad de acceso a los tratamientos de fertilidad en toda Europa. ¿Su país está apoyando el derecho de todos a tratar de tener un hijo?». El propósito es promover que el acceso a los tratamientos de fertilidad sea igualitario, justo y seguro en toda Europa.

Se calcula que sólo en la Unión Europea (UE) cerca de 25.000.000 de personas tienen problemas de fertilidad. Existen barreras difíciles de superar de índole cultural, religioso o económico. Además sigue siendo un tema tabú en algunas sociedades o se le resta importancia respecto a otros problemas de salud.

Por todo ello, esta Semana Europea De La Fertilidad que se ha celebrado oficialmente del 2 al 8 de noviembre, si bien se siguen realizando actos a lo largo del mes, propone como plan de acción este año  los siguientes siete puntos para que las medidas políticas y la sociedad tomen conciencia:

1.- INFORMACIÓN Y EDUCACIÓN.  Se insta a las autoridades a desarrollar planes de Información y Educación que permitan a los pacientes elegir los tratamientos más adecuados.

 2.- ESTUDIAR EN PROFUNDIDAD AL VARÓN. Es necesario que las autoridades nacionales desarrollen estudios más profundos sobre el varón, desmitificando los tabús y la desinformación sobre la infertilidad masculina.

3.- PROPORCIONAR TRATAMIENTOS DE FERTILIDAD adecuados a los pacientes, independientemente de su edad, estado civil u orientación sexual.  

4.- ELIMINAR BARRERAS  la hora de elegir el mejor tratamiento, incluido donación de gametos o vientre de alquiler, no aprobado en muchos países, por lo cual las autoridades nacionales de salud  deberían permitir el acceso  a los tratamientos e incluirlos en la red nacional de salud.

5.- ACCESIBILIDAD a los tratamientos, de manera que los pacientes puedan recurrir a ellos sin tener que salir de su país.

6.- REEMBOLSO / FINANCIACIÓN ESTATAL independientemente de la edad de los pacientes, si ya tienen un hijo previo o han realizado varios tratamientos. Se insta a que tanto los estudios de fertilidad, la medicación y el subsecuente tratamiento sean financiados por el estado.

7.- ACOMPAÑAMIENTO Y SOPORTE PSICOLOGÍCO. Además de la información, los pacientes necesitan apoyo emocional y psicológico, por lo que todos los pacientes que van a realizar un tratamiento deberían tener una atención especializada en su proceso, en concreto en los casos de donación de gametos o vientre de alquiler.

Si bien son puntos clave para favorecer a las personas que presentan problemas de fertilidad, la realidad es bastante distante y por lo tanto, es necesario concienciar, no sólo a los pacientes y a las autoridades nacionales sino a la propia sociedad.

En España existen diferentes organizaciones y asociaciones que pueden servir de guía y acompañamiento en el, a veces, largo proceso de superar la infertilidad. Os dejo algunos enlaces por si pudieran seros útiles.

  • Asociación Nacional para Problemas de Infertilidad https://www.asproin.com/
  • Asociación Española Síndrome Ovario Poliquístico https://aesopspain.org/
  • Asociación Endometriosis España http://www.endoinfo.org/
  • Asociación Madres Solteras por Elección https://madressolterasporeleccion.org/
  • Asociación Red Nacional de infértiles https://redinfertiles.com/  Destacar que esta Asociación celebró la Semana de Fertilidad con una serie de intervenciones de profesionales y pacientes en su evento Virtual Infert, donde asistimos a algunas de sus charlas,  y que por ello pienso pueden interesarte, las puedes ver en https://www.youtube.com/results?search_query=red+infertiles

El hashtag de este año #YouAreNotAlone (tú no estás solo/a) expresa muy bien la idea de que no hace falta hacer el camino en solitario y en ocasiones perdidos, pide ayuda cuando la necesites, asóciate, infórmate y el camino será más llevadero.

Victoria

Preservación de la Fertilidad en el Cáncer de Mama

En este mes de octubre, se celebra el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama instaurado desde 1983, para concienciar a la población sobre su diagnóstico precoz, impulsar los estudios de investigación, tratamientos y cuidados paliativos.

El cáncer de mama es el que más se diagnostica en la edad reproductiva de la mujer afectando a su fertilidad. Dicha fertilidad, puede verse comprometida por los tratamientos (especialmente con quimioterapia) dando lugar a una infertilidad transitoria, es decir que cuesta quedar embarazada tras el tratamiento, o una infertilidad  permanente debido a la aparición de estados menopaúsicos irreversibles.

Hoy  se sabe que la gestación no empeora el pronóstico ni hay un mayor riesgo. Siempre que se sigan cuidadosamente las recomendaciones de los especialistas, ya que cada paciente tiene unas características propias ante la enfermedad (riesgo de recaída y tipo de tumor). Mientras tanto, el tiempo va pasando y como ya sabemos la edad es un factor limitante para conseguir un embarazo, por lo tanto, la preservación de la fertilidad se hace fundamental en este tipo de pacientes.

Afortunadamente, el abordaje de la enfermedad desde distintos ángulos (prevención, diagnóstico precoz, tratamientos, etc…) ha conseguido que  8 de cada 10 mujeres superen la enfermedad a los 5 años del diagnóstico. Este hecho permite que muchas mujeres jóvenes que aún no han visto satisfecho su proyecto reproductivo, puedan llevarlo a cabo. Para ello, queremos recalcar este punto, es necesaria la información desde el primer momento y una estrecha coordinación entre los oncólogos y  los especialistas en reproducción asistida. Dado que cada caso es diferente, las pacientes han de ser informadas de sus posibilidades reales de ser madre, si así lo desean, antes de comenzar su tratamiento, así como determinar qué técnica para preservar su fertilidad es la más indicada en su caso.

¿Qué es la Preservación de la Fertilidad?

El Instituto Nacional del Cáncer la define como un “tipo de procedimiento que se usa para ayudar a mantener la capacidad de una persona de tener hijos. Un procedimiento de preservación de la fertilidad se realiza antes de un tratamiento médico que puede causar esterilidad, como radioterapia o quimioterapia…”

Dentro de los avances en la reproducción asistida, la criopreservación se ha revelado como una herramienta fundamental y revolucionaria, que ha facilitado el poder ofrecer diferentes estrategias de actuación a los pacientes cuando su  fertilidad está comprometida.

Técnicas de preservación de la fertilidad

Existen diferentes técnicas que permiten abordar cómo preservar la fertilidad, de las cuales aquí mencionaremos las relacionadas con la criopreservación.

El cáncer de mama, como ya hemos mencionado anteriormente,  puede afectar  la reserva folicular, por lo tanto la vitrificación de ovocitos o embriones obtenidos mediante un proceso de Fecundación in vitro es una alternativa muy válida para preservar la fertilidad y se va imponiendo en pacientes por su menor agresividad.

En el caso particular de los casos hereditarios de cáncer de mama están relacionados con dos genes que presentan anomalías: BRCA1 (gen del cáncer de mama 1) o BRCA2 (gen del cáncer de mama 2). Las mujeres que heredan una mutación o alteración anómala en alguno de estos genes tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de mama y cáncer de ovario. Actualmente, tras la realización de un programa de Fecundación in vitro, se puede realizar el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), renombrado para el trastorno monogénico (PGT-M), mediante el cual los embriones obtenidos son analizados genéticamente para mutaciones específicas relacionadas con la enfermedad (en el caso que nos ocupa, BRCA1/BCRA2). De esta forma, las mujeres que desean evitar la transmisión de la predisposición para el cáncer de mama hereditario a su descendencia pueden contar con esta poderosa técnica PGT-M.

La criopreservación de la corteza ovárica consiste en la extracción de un fragmento de la superficie del ovario mediante cirugía laparoscópica, posteriormente se disecciona y criopreserva. La optimización de la técnica de criopreservación de tejido ovárico, así como el aislamiento y maduración in vitro de los folículos ováricos parecen disminuir el riesgo de reintroducir células malignas posteriormente. No parece existir riesgo de transmisión de células malignas en los trasplantes de pacientes con  cáncer de mama, si bien es una técnica menos usada y considerada experimental.

En la siguiente tabla, de forma muy resumida podemos ver algunos aspectos de las técnicas disponibles. En la criopreservación de óvulos y embriones, sus tasas de supervivencia a la criopreservación y tasa de gestación, datos obtenidos del Registro de la Sociedad Española de Fertilidad, 2018, respecto a óvulos propios.

Para terminar, decir que las técnicas de estimulación ovárica y reproducción asistida en pacientes con cáncer de mama son seguras, aunque es necesario seguir realizando estudios a largo plazo, y permiten ofrecer una salida para que el proyecto reproductivo de las pacientes sea posible.

Victoria

¿Sabes que la función espermática se ve afectada por los lubricantes vaginales?

Hemos tratado en diversas entradas previas el factor masculino, en que cosiste el análisis de semen, también por qué en ocasiones hay que repetirlo y cómo mejorar la calidad seminal.

Hoy nos centraremos en un simple “detalle” que puede estar dando al traste con el deseo de conseguir un embarazo, al  alterar la función de los espermatozoides cuando se usan lubricantes vaginales.

¿Qué son los lubricantes vaginales?

Los lubricantes vaginales, son unas sustancias fluidas diseñadas para paliar la sequedad vaginal o una lubricación natural inadecuada, que suele estar asociada con malestar o dolor. Empleando los lubricantes, las relaciones sexuales se hacen más placenteras y disminuye el estrés que implica unas relaciones dolorosas. Sin embargo, existe un riesgo de actuar negativamente sobre la salud reproductiva, y es sobre este aspecto en el que nos vamos a centrar

Existe un número de mujeres que sufren de sequedad vaginal, dispaneuria, lo cual dificulta sus relaciones sexuales y capacidad de concepción. De hecho, se ha observado que las mujeres que intentan concebir sufren el doble de dispaneuria que las que no buscan el embarazo.

Aproximadamente un 25%  de parejas que buscan un embarazo natural  o por técnicas de reproducción asistida, emplean lubricantes vaginales, pero ¿conocen las propiedades de los lubricantes que usan?  ¿Saben si son respetuosos con los espermatozoides?

Composición de los lubricantes vaginales.

En la Tabla I, de forma muy esquemática para no extenderme, podemos ver los tipos de lubricantes vaginales, su composición y acción sobre los espermatozoides.

Hay dos aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de adquirir un lubricante vaginal:

  • pH: representa qué tan ácido o alcalino es el producto. Lo ideal es que el pH del lubricante sea compatible con el pH vaginal (3,8 a 4,5) Un pH vaginal por encima de 4,5, ¡ojo! porque hay muchos lubricantes en el mercado con un pH elevado, puede incrementar el riesgo de vaginosis bacteriana.
  • Osmolalidad: La osmolaridad es la medida para expresar la concentración total de sustancias en disoluciones usadas en medicina. De forma muy simple podríamos decir que la osmolaridad, en el caso que nos ocupa, se refiere a la capacidad de una sustancia para extraer agua de los tejidos y las células. La exposición a un lubricante con una osmolaridad más alta (hiperosmolaridad) que las secreciones vaginales normales, puede provocar que el tejido vaginal se “arrugue” literalmente porque se extrae el agua de esas células. Este proceso provoca irritación y la ruptura de la barrera de la membrana mucosa que protege la vagina de infecciones. Además de tener efectos negativos sobre la vitalidad, movilidad y ADN de los espermatozoides.

Siguiendo las indicaciones  de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda utilizar un lubricante con un pH de 4,5 y una osmolalidad inferior a 1200 mOsm/kg.

Efectos de los lubricantes vaginales sobre los espermatozoides

Entre los artículos científicos realizados sobre los lubricantes, el trabajo de Mowat y col., 2014 es bastante esclarecedor ya que estudiaron la acción de 9 lubricantes diferentes en el laboratorio (in vitro) sobre la función de los espermatozoides,  evaluando  la vitalidad (es decir cuál es el  porcentaje de espermatozoides vivos); cómo se ve afectada la motilidad (desplazamiento) de los espermatozoides  y si su ADN sufre algún tipo de daño (fragmentación del ADN).

De los resultados obtenidos se desprende que la función de los espermatozoides se ve alterada dependiendo del tipo de lubricante. De manera que las variaciones de vitalidad se encontraron entre 92% al 28%; la motilidad  entre un 86% a un 31%  pero la integridad del ADN no tiene variación significativa entre los diferentes lubricantes estudiados.

Aquellos lubricantes que no dañan a los espermatozoides se suelen denominar “amables con los espermatozoides”. Actualmente, existe una amplia variedad de lubricantes «amables con los espermatozoides» en el mercado bajo la denominación de “lubricantes para la fertilidad”. Aquí os dejo el enlace de los mejores seleccionados en este año 2020 http://www.innovacionmedioambiental.es/lubricantes-de-fertilidad/

Recomendaciones

Para terminar, sólo señalar unos puntos a considerar si queréis usar lubricantes vaginales y estáis buscando un embarazo.

  • Examinar cuidadosamente la lista de ingredientes del lubricante y evitar los productos que contengan los productos químicos (gluconato de clorixhidina; parabenos; ciclometicona, ciclopentasiloxano y ciclotetrasiloxano; ingredientes genéricos de sabor, aroma y fragancia)
  • Utilizar un lubricante con un pH de 4,5 y una osmolalidad inferior a 1200 mOsm/kg.
  • Emplear lubricantes “saludables” para la vagina. Evitar componentes innecesarios como colores, sabores divertidos o características de calor/frío/hormigueo.
  • Si notas cualquier reacción adversa, como irritación, después de usar un lubricante cambia de marca.

Victoria

No consigo quedar embrazada ¿Cuándo debo acudir al médico?


El saber acudir al especialista en el momento adecuado es fundamental para poder obtener el resultado deseado.

En una entrada anterior hemos tratado a quién acudir cuando no se consigue un embarazo. En primer lugar, a nuestro médico de cabecera y si no se consigue la deseada gestación, será necesario acudir a un centro especializado en reproducción asistida humana.

No obstante, hay un indicador fundamental que nos va a guiar para elegir la alternativa más conveniente: la edad, tanto de la mujer como la de su pareja, si la tiene. No es lo mismo que ambos miembros de la pareja tengan más o menos la misma edad, y sean jóvenes, a que haya una gran diferencia de edad siendo ella la más joven o cuando es él el más joven o cuando ambos miembros de la pareja tienen una edad avanzada, reproductivamente hablando. Podemos resumirlo diciendo que la combinación de las edades de ambos miembros de la pareja va a determinar la probabilidad de embarazo.

Centrándonos en la edad de la mujer, siempre y cuando no exista ningún tipo de patología como por ejemplo períodos irregulares, endometriosis, síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), o que haya sufrido múltiples abortos espontáneos, en cuyo caso la visita al ginecólogo debería realizarse a la mayor brevedad.

  • Si la mujer es joven (<30 años), la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) recomienda que si tras dos años de relaciones sin usar ningún medio contraceptivo, deberían consultar con su médico.
  • Cuando la mujer tiene entre 30-35 años es recomendable no esperar más de un año.
  • Por encima de los 35 años se debería acudir al especialista a los seis meses de no conseguir el embarazo.

En la tabla siguiente podemos ver cómo están relacionados con la edad de la mujer, en el ciclo natural, la tasa de embarazo, aborto y riesgo de síndrome de Down.

¿Qué ocurre con la edad del varón?

La edad del varón va cobrando también tiene su importancia, frente a lo que se pensaba hasta hace poco, ya que se ha observado que a partir de los 40 años empieza a existir un descenso en la calidad seminal y como consecuencia un descenso de su fertilidad natural. Este hecho, se relaciona principalmente con hombres que viven en poblaciones más industrializadas y/o con un estilo de vida poco saludable. Junto a los riesgos de baja fecundación, por la edad del varón, se ha apreciado una mayor tasa de aborto, un mayor número de anomalías genéticas y
también se ha asociado con otros resultados reproductivos adversos. Por todo ello, algunos grupos aconsejan realizar, cuando el varon tiene una edad elevada, un diagnóstico genético preimplantacional

En  el siguiente gráfico se puede observar como desciende la tasa de fertilidad con  la edad tanto en el hombre como en la mujer.

Comentario final

En respuesta a la pregunta del enunciado, siempre que haya un proyecto reproductivo es necesario consultarlo con el clínico. Hay que estudiar el origen de esa infertilidad y la edad es un factor limitante ya que la probabilidad de tener un hijo es mucho mayor para las mujeres menores de 35 años y los hombres menores de 40 años que para las mujeres y hombres de mayor edad.

Victoria.

Sin perder las ilusiones, siempre adelante.

Hola amigos:

El verano  va pasando y, más pronto que tarde,  volveremos  nuestra vida cotidiana. Espero que dentro de lo posible hayáis podido disfrutar de algunos días de desconexión y relax.

Aunque las circunstancias están marcadas por esta pandemia de COVID-19, no debéis perder vuestras ilusiones y meta de tener un hijo.

Como ya tratamos en entadas anteriores, tras el cierre temporal de los centros de reproducción asistida, estos volvieron a abrir siguiendo una serie de directrices marcadas por las sociedades científicas, tanto nacionales (Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR)) como europea (Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE)).

Es cierto, que puede ser éste un periodo de ansiedad e inciertidumbre, pero para vuestra tranquilidad recordad que hasta la fecha se sigue manteniendo que iniciar los tratamientos de reproducción es seguro tanto para los pacientes como para los embriones y futura gestación. Es más, se alienta a no posponer demasiado la decisión de iniciar los ciclos, especialmente en mujeres de edad avanzada o con fertilidad comprometida (caso de pacientes de cáncer). Y además, en caso que fuera necesario, los centros cuentan con recursos para la criopreservación de gametos y embriones, que os permitiran elegir el momento de continuar con el proceso, caso que decidierais retrasarlo. Siempre bajo medidas de seguridad estrictas como reducir en la medida de lo posible las visitas al centro, ser escrupulosos con las medidas higiénicas, mantener la distancia social en  vuestro entorno y el uso de mascarilla que es imprescindible.

Así que no lo dudéis, consultad en vuestro centro especializado que disipará todas vuestras dudas y posibles miedos.

Antes de termir, quería comentaros que con la llegada de septiembre, es como si empezara un nuevo periodo y estoy preparando nuevos temas, os agradecería que me comentaraís vuestras inquietudes para poder focalizarme en ellas. Podéis escribidme a victoriainvitro@gmail.com.

 Como siempre estoy a vuestra disposición y si en alguna manera puedo ayudaros, estaré encantada.

Os recuerdo que la información proporcionada en Victoriainvitro.com tiene como finalidad ayudar a conocer mejor el mundo de la reproducción asistida, en ningún caso interferir en la relación que existe entre la persona que visita esta página web y su médico o especialista.


Ahora es el momento de intentarlo.

En entradas anteriores hemos hablado sobre qué medidas aconsejaban las sociedades científica ante la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19), y  también hemos tratado las recomendaciones para pacientes. En este periodo, en que todo va volviendo a la “normalidad”, queremos hacernos eco de una campaña lanzada recientemente por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) junto con la compañía Merck (líder en ciencia y tecnología): “LA REPUESTA ES AHORA”. El objetivo de dicha campaña no es otro que el de transmitir  tranquilidad a los pacientes, tras todo el esfuerzo realizado por parte de los equipos de reproducción para adecuarse a las circunstancias actuales, para iniciar sus estudios de fertilidad o continuar con sus programas de reproducción asistida.

En España una media de 1 cada 10 nacimientos se produce gracias a las técnicas de reproducción asistida (TRAs). El hecho de paralizar toda la actividad durante el periodo de alarma se ha calculado que supondrá un descenso, dentro de nueve meses, de unos 4000 nacimientos. Hecho bastante dramático si tenemos en cuenta que España se encuentra entre los 10 países con menor tasa de natalidad.

Ahora, que parece que volvemos a una cierta tranquilidad frente al COVID-19, es momento de plantearse el seguir o iniciar los programas de fertilidad. Especialmente en casos muy concretos  donde el tiempo es crucial, por ejemplo, la edad de la mujer. Como bien sabemos, por encima de los 38 años la probabilidad de embarazo empieza a declinar siendo a partir de los 40 más difícil conseguir un embarazo con óvulos propios dado el aumento significativo de anomalías cromosómicas y porcentaje de abortos.

Otro caso donde el tiempo es crucial es en los enfermos de cáncer, ya que entre los diversos tratamientos contra la enfermedad, algunos pueden comprometer la fertilidad de una persona (capacidad para tener hijos). A fin de preservar la fertilidad, en la medida de lo posible, tanto femenina como masculina, tanto en adultos como en jóvenes o niños con cáncer, es recomendable hablar sobre su proyecto reproductivo, aunque en ese momento no se lo hayan planteado. Es importante hablar con su oncólogo sobre cómo podrá verse afectada la fertilidad antes de iniciar el tratamiento y si es necesaria la intervención de un especialista en reproducción asistida para valorar en cada caso la preservación de la fertilidad.

Por otro lado, quiero destacar para vuestra tranquilidad, el gran interés y preocupación por ofrecer un servicio con garantías de seguridad entre los profesionales de la reproducción asistida. Durante la cuarentena los profesionales no hemos dejado de formarnos y compartir medidas de acción para garantizar la salud tanto de los pacientes como de los futuros niños nacidos. Os lo puedo asegurar, de hecho comparto esta imagen donde podéis ver una pequeña muestra de los seminarios, charlas, mesas redondas, webinars, a los que he tenido la oportunidad de asistir junto a centenares de profesionales. La actividad ha sido tal que a veces no había tiempo material para acudir a todas las propuestas formativas.

La gran mayoría de especialistas en reproducción asistida coinciden en este momento, aunque no se puede aseverar nada ya que es un virus que estamos conociendo, es que no hay ninguna razón que prohíba el quedarse embarazada, ya sea de manera natural o asistida. Tampoco hay pruebas de que los gametos (óvulos y espermatozoides) sufran alteraciones por el virus; ni que exista una transmisión vertical de la infección (madre-hijo) o el número de aborto sea mayor.

En resumen, no parece que haya ningún impedimento para volver a retomar los ciclos que quedaron suspendidos o a medias o iniciar los estudios de fertilidad, observando siempre las medidas de precaución y seguridad, así como siguiendo los consejos del personal sanitario. No obstante,  ante cualquier duda los profesionales estamos a vuestra disposición para aclarar todo tipo de cuestiones que os puedan surgir.

No lo dudes, el momento es AHORA.

Victoria

¿En qué consiste el test de la receptividad endometrial?

Recientemente asistí a un coloquio on-line,  ofrecido por  Red Nacional de Infértiles donde invitaban al Dr. Nasser Al-Asmar, Scientific Advisor en IGENOMIX, para hablar sobre » Tratamientos de reproducción tras COVID. No hay tiempo que perder» en la que nos exponía los distintos test genéticos que se han ido desarrollando en los últimos años, con evidencia científica, así como su eficacia y  fiabilidad.

Me resultó tremendamente interesante el tema, siempre es un placer aprender de un apreciado colega y amigo, que compartí el video en el Facebook de Victoriainvitro,   https://www.facebook.com/Victoriainvitro. Además, no quiero dejar pasar la ocasión de compartir en el blog parte de esta información, esperando que resulte de vuestro interés.

Desde hace una década, IGENOMIX investiga, entre otras líneas, sobre la receptividad endometrial y ha conseguido desarrollar varios test, patentados por ellos, y  validados con diversas publicaciones científicas de alto nivel. Hoy, vamos a centrarnos en conocer uno de ellos: el test de la receptividad endometrial, test ERA (Endometrium Reception Analyse).

¿Por qué un test de receptividad endometrial?

Cuando hablamos de reproducción asistida, con frecuencia nos centramos en la importancia de la edad en la mujer, así como  en de la calidad de los gametos para obtener buenos embriones. Además, valoramos detalladamente el desarrollo embrionario para seleccionar aquellos embriones que tienen, en principio, un gran potencial para implantar y llegar con éxito al nacimiento de un niño. ¿Pero qué ocurre si la implantación no se consigue, es más, si es un hecho que se repite?

Muchos factores intervienen en el fenómeno de la implantación, entre los cuales la importancia de la receptividad endometrial es uno de ellos. Cuando el embrión se encuentra en un estado adecuado de desarrollo y el útero está preparado para aceptarlo (receptivo), ambos han de coincidir en el tiempo para que la implantación ocurra. Ese periodo es el que se denomina “ventana de implantación”.

Bellver y Simón, (2018)  publicaron una actualización sobre el origen endometrial del fallo de implantación. De su trabajo se desprende que ya no vale únicamente la apariencia normal del endometrio, mediante ecografía, sino conocer su microbiota, ventana de receptividad o los patrones alterados de las contracciones uterinas durante la transferencia embrionaria.

De todas las variables mencionadas, el test de receptividad endometrial (Test ERA) es el que permitirá determinar cuándo es el mejor momento para la implantación desde un punto de vista molecular.

Indicaciones:

Este test está indicado para pacientes con endometrio aparentemente normal y grosor del endometrio normal, pero que han tenido más de dos-tres  fallos de implantación, tras la transferencia de embriones de buena calidad.

¿En qué consiste el Test  ERA

Es necesario realizar una biopsia de endometrio (tomar una porción de la capa interna del útero (endometrio), durante los días donde se produce la ventana de implantación de la paciente (aproximadamente entre los 19-21 días del ciclo menstrual (fase receptiva) o en caso de un ciclo sustituido, tras 5 días de administración de Progesterona.

Actualmente, se analiza la expresión de más de 200 genes implicados en la receptividad endometrial para evaluar el estadio del endometrio y determinar si la mujer presenta un perfil génico de receptividad endometrial en el momento de la realización de la biopsia.

¿Cuánto se tarda en obtener los resultados y cómo se interpretan?

Los resultados de la prueba se obtienen, aproximadamente, en unos 20 días.

Los resultados se interpretan de la siguiente manera:

  • Perfil receptivo: Nos indica que el día que se realizó la biopsia endometrial, la ventana de implantación estaba presente y el endometrio es receptivo durante esos días. Por lo tanto, la transferencia de los embriones ha de hacerse durante esos mismos días en un ciclo posterior.
  • Perfil NO receptivo: Indica que el endometrio no estaba receptivo el día que se realizó la biopsia endometrial. En este caso, se debería realizar una segunda biopsia en otros días, para evaluar si la ventana de implantación podría estar desplazada.

Podríamos decir que con este test, es posible realizar una “transferencia personalizada” ya que el perfil génico es único, es decir cada mujer posee el suyo propio. Esto ha permitido comprobar que no todas las mujeres presentan la ventana de implantación en los mismos días. Es más, un 30% de ellas, presenta un desplazamiento de la ventana de implantación. Además, la duración de la propia ventana de implantación puede variar de 12h a 4 días.

Consideraciones positivas:

  • Análisis de los genes que regulan la expresión de la receptividad endometrial.
  • Permite el cálculo del momento más idóneo para realizar la transferencia embrionaria.
  • La transferencia embrionaria es personalizada.
  • Es una prueba a considerar para ofrecer a aquellas pacientes con más de dos fallos de implantación

Consideraciones negativas:

  • La biopsia endometrial, aunque es un procedimiento que no requiere anestesia, puede resultar doloroso.
  • La transferencia de los embriones se puede ver retrasada si el resultado del test no es positivo. Lo cual puede crear más ansiedad en la paciente.
  • Es una prueba que supone un gasto considerable, que no cubre la seguridad social, por lo cual para algunos pacientes puede ser prohibitivo. Aunque en los últimos años su precio ha ido bajando conforme ha ido aumentando la demanda (precio aproximado, dependiendo de los diferentes centros 500€-950€

Comentario final

Este test ERA es un medio más para descartar un posible origen del fallo de implantación, pero no es una varita mágica, depende de cada caso. Como os indico siempre consulta con tu especialista, él mejor que nadie conoce tu caso, habla de tus posibilidades y juntos elegir lo que consideréis más oportuno. Recuerda que el que no se realice el test en tu centro, no significa que no te informen de todos los recursos actuales disponibles.

Victoria

4 de junio, Día Mundial de la Fertilidad.

Se estima que en el mundo alrededor de 50 millones de parejas quieren tener hijos, pero no lo consiguen. En una gran proporción podrían ver solucionado su deseo si accedieran a los tratamientos de fertilidad. Sin embargo, se enfrentan a una serie de cuestiones que son globales: ¿Cómo es la percepción de la infertilidad en todo el mundo, en su mundo? ¿Qué pasa con aquellos que no pueden acceder a los tratamientos? ¿Cómo afecta la diferencia cultural, religiosa, orientación sexual, estatus económico respecto a la infertilidad?

Por esa razón, el 4 de Junio se celebra el Día Mundial de la Fertilidad, que se extiende a todo el mes, denominando a junio como mes de la fertilidad, con la intención de informar y concienciar sobre la importancia de cuidar la fertilidad. Con ello, además, se pretende dar una cierta “normalidad” a la infertilidad definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), como «una enfermedad del aparato reproductor definida por la imposibilidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales sin protección regular». Y por úlimo, dar mayor visibilidad de esta realidad a la sociedad para que las personas que la padecen no se sientan estigmatizadas.

Considero que esta campaña no se debería restringir sólo a la mujer, centrando únicamente la atención sobre su proyecto reproductivo, sino también debería incluir al varón, ya que se trata de un proyecto de los dos. Ambos han de estar perfectamente informados sobre la importancia de la prevención y que la infertilidad se ha de abordar de manera multidisciplinar, ya que abarca otras áreas que van a influir de manera directa sobre la fertilidad como son el estado mental, emocional, físico y social.

La incidencia de la infertilidad va en aumento con cifras que varían entre el 15% y el 20% respecto a la población general y los datos obtenidos muestran una distribución de las causas que son de origen masculino: 30%; femenino: 30%, ambos miembros de la pareja: 20%, y un 20% de causa desconocida.

 

Infografía Reproducción humana
Los recientes datos en nuestro país alertan sobre el bajo número de niños nacidos y el aumento de la infertilidad en los últimos años, causada por múltiples factores como la postergación de la maternidad (ser madre por encima de los 40 años), los descenso en la calidad del semen (factor masculino), y un preocupante aumento de las enfermedades de transmisión sexual que como secuela pueden dar lugar a la esterilidad.

En conclusión, la sociedad ha de tener presente la importancia de que sus miembros cuiden la fertilidad y para ello es necesario informar a la población y seguir unas pautas saludables, como las recomendadas por diversas sociedades científicas del área:

  •  Realizar controles ginecológicos anuales desde el inicio de las relaciones sexuales.
  • Vacunar contra la rubeola a las mujeres mayores de 15 años.
  • Conocer el período de fertilidad femenina.
  • Considerar el riesgo asociado a un embarazo tardío.
  • Comer de forma equilibrada y realizar actividad física moderada.
  • Controlar el peso.
  • No fumar, consumir drogas o alcohol en exceso.
  • Realizar consultas médicas a tiempo frente a diversos signos de alerta.
  • En el caso de pacientes oncológicos preservar tejido, (tanto óvulos como espermatozoides), antes de someterse a tratamientos de quimio o radio terapia.
  • Usar anticonceptivos de barrera como el preservativo para evitar enfermedades de transmisión sexual

En este recien iniciado Mes de la Fertilidad  el objetivo es  resaltar la importancia de cuidar la fertilidad, ser conscientes de los problemas de puedan aparecer y  la necesidad de saber identificar el momento adecuado para consultar a un especialista. Como siempre os aconsejo poneros en manos de buienos profesionales, ellos son los que os podrán informar, estudiar vuestro caso  y buscar, junto a vosotros, las mejores opciones.

¡ Ánimo!

Victoria

 

Recomendaciones para pacientes en tiempos del SARS-CoV-2.

Venimos comentando  en  entradas anteriores cómo las Sociedades Científicas, tanto nacionales como extranjeras, están elaborando documentos de recomendaciones, guías de actuación, etc., con la información disponible hasta la fecha sobre el SARS-CoV-2. Hoy nos centraremos en los cambios que para vosotros como pacientes os vais a encontrar cuando acudáis  a  un centro de reproducción.

Los cambios a los que hemos de adaptarnos en esta nueva situación han llevado a incrementar, en los centros de reproducción asistida, las medidas de bioseguridad, y crear las condiciones necesarias, para mantener a salvo tanto para las pacientes como a los futuros niños nacidos y al personal implicado en los procesos.

El pasado día 4 de este mes han sido actualizadas las Recomendaciones para la seguridad y reducción de riesgos ante la infección por coronavirus (SARS-CoV-2) en las unidades de reproducción asistida, realizadas por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Estas recomendaciones irán actualizándose en función del conocimiento que se vaya adquiriendo sobre este virus. Es muy importante que tengamos presente que este virus es nuevo para la ciencia, luego el conocimiento sobre su comportamiento, evolución, tratamiento y posible vacuna se van desarrollando día a día. Por lo tanto, este documento del que os hablo está abierto a los cambios que se produzcan.

En principio hay ciertos aspectos que vamos a destacar del documento de recomendaciones que afectan directamente a las personas que acudan a los centros de reproducción asistida y os pueden aclarar ciertas dudas que os hayan surgido.

– Las consultas se realizaran previa petición de hora, pero es posible que el centro al que quieres ir realice una primera consulta informativa de forma telemática (video llamada, teléfono, etc.). Así como posteriormente, se realizaran las visitas imprescindibles  para evitar viajes y trasiego de personas en el centro.

– Solo podrás ir acompañada por una persona, preferiblemente que sea siempre la misma. Se os informará de las medidas higiénicas a seguir, básicamente las que todos debemos estar realizando (lavado de manos frecuente, usar mascarilla, pañuelos de papel, etc.

– En su momento se te facilitará los medios de protección correspondientes a cada proceso.

– De forma temporal, se ha recomendado no iniciar ningún tratamiento si presentas enfermedades adicionales o coexistentes importantes, así como como las específicas que pueden poner en riesgo la gestación como obesidad mórbida, diabetes mal controladas (tipo I o II), hipertensión, uso de terapia inmunosupresora, haber realizado un trasplante anterior, enfermedad pulmonar, hepática o renal, entre otras.

– Por otro lado, aquellas pacientes de edad avanzada, baja respuesta ovárica o que requieran preservar la fertilidad (pacientes con cáncer), serán atendidas con preferencia.

– Además de las pruebas pertinentes, en el Gráfico 1 puedes ver, con carácter orientativo, que medios se emplearán en la selección de pacientes (cribado) para evitar iniciar los tratamientos con personas infectadas,  Hay que recalcar que el trabajo de SEF-ASEBIR son recomendaciones y cada centro en función de su criterio marcará las pautas de cribado para el SARS-CoV-2.

 

– Antes de realizar el tratamiento que se ajuste a tu caso, deberéis recibir toda la información detallada de pros y contras, así como valorar con el equipo los posibles riesgos y forma de actuación. Todo ello por escrito, quedará registrado en tu historia y adicionalmente al consentimiento informado, se recomienda un documento específico sobre el tratamiento de reproducción asistida durante la pandemia por SARS-CoV-2. Documento Informativo de la Sociedad Española de Fertilidad. Anexo II de las Recomendaciones SEF-ASEBIR.

– Respecto al laboratorio, como ya tratamos en la entrada anterior, se mantienen las mismas medidas para las que estaban preparados más un incremento de pautas de saneamiento, desinfección y equipamiento adecuado. Todo para mantener las máximas garantías de bioseguridad.

– A fecha de hoy, no hay que temer porque el virus infecte los gametos y embriones en el laboratorio, ya que como he mencionado anteriormente se trabaja con protocolos de alta seguridad.

Espero que con estos apuntes vuestras dudas, en cierta medida, se disipen y ante la incertidumbre que nos rodea os sentáis más seguros. Creedme que está en el ánimo de todos los profesionales implicados en este trabajo dar un servicio seguro para todos.

Si queréis tener alguna aclaración adicional no dejéis de escribirme a victoriainvitro@gmail.com

Cuidaros y manteneros a salvo

Victoria