La pérdida gestacional temprana


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

Quizás una de las mayores frustraciones es la de experimentar la alegría de un test de embarazo positivo y poco después, la pérdida de esta gestación temprana.  Hoy en día, es posible ser consciente de esta pérdida dada la alta sensibilidad alcanzada con los test de embarazo, que permiten saber si se está embarazada 3 o 4 días antes de que llegue la menstruación. Es decir,  detectan la concentración inicial de la hormona del embarazo o la gonadotropina coriónica humana o Beta-HCG (human chorionic gonadotropin).

En el caso de las pacientes que hacen uso de técnicas de reproducción asistida (TRAs) la presencia de HCG, se detecta con un análisis de sangre de forma más precoz que si se realiza el test en orina, 14-17 días tras la recogida de los ovocitos o 12-18 días tras la transferencia de los embriones. Va a depender de cada centro y estado de desarrollo de los embriones el día de la transferencia, de manera que el test gestacional se puede realizar 12 días tras la recogida de los óvulos o 9 días tras la transferencia en tercer día de desarrollo embrionario o 7 días si los embriones han llegado a estado de blastocito (día 5)

Los niveles de esta hormona para ser considerados positivos, aunque dependen de cada laboratorio, han de ser > 5-10 IU/mL.  Si los niveles son bajos, se recomienda repetir el análisis unos días más tarde. Si no hay un aumento considerable de los niveles de esta hormona o han disminuido, nos indicará que se ha producido la implantación pero esta no ha prosperado, se denomina aborto bioquímico o preclínico.

Aunque es difícil de cuantificar en la población general, el aborto preclínico se da con una alta incidencia, lo que ocurre es que muchos pasan desapercibidos como un simple “retaso de la menstruación”. En el caso de pacientes que recurren a las TRAs, según diversos trabajos publicados se encuentra entre el 22-25% la pérdida de gestaciones tempranas antes de llegar la menstruación o tener algún síntoma de embarazo.

victoriainvitro test embarazo

Realmente hasta el día de la primera ecografía, 6ª semana de embarazo, no se podrá comprobar que la gestación va en desarrollo. La presencia de un saco gestacional con latido cardiaco es la señal inequívoca de que la gestación sigue su curso de forma adecuada. Pero puede ser que no se observe absolutamente nada, es decir, se ha producido la implantación en el útero, la placenta y el saco gestacional han iniciado su formación, pero el embrión ha cesado muy temprano su desarrollo o no ha llegado ni a formarse.

Si se diera el caso de un pequeño sangrado, entre el test de embarazo y el día de la ecografía, mantén la calma. No siempre que se produzca un sangrado va a indicar que se esté produciendo un aborto, con bastante frecuencia con reposo o un tratamiento, el embarazo sigue adelante.

Factores que producen una pérdida temprana

No existe una causa clara que se pueda relacionar directamente con el aborto bioquímico, más bien se apuntan varias causas como son:

  • La edad de la mujer es un factor importante, en mujeres mayores de 40 años se incrementan las pérdidas gestacionales.
  • La técnica de reproducción asistida empleada
  • Origen de la subfertilidad de la pareja
  • Que los espermatozoides presenten su ADN dañado, de manera que son capaces de fecundar el óvulo y da lugar a un desarrollo anormal del embrión, el cual no progresa más allá de la implantación.
  • Anomalías cromosómicas embrionarias.
  • Anomalías anatómicas del útero, inmunológicas o desconocidas
  • El incremento de estrés en la pareja asociado a la infertilidad

Dudas ante una pérdida gestacional temprana

Pasar de la alegría inicial de un resultado de embarazo positivo, a tener que repetirlo por los bajos niveles de la hormona de embarazo presente o realizar la primera ecografía donde no se aprecia nada, son situaciones demoledoras para los pacientes. Si la pérdida de un embarazo obtenido de forma natural es un fuerte golpe, las personas que recurren a la reproducción asistida llevan una carga emocional, física y económica enorme.

Tras recibir la noticia los pacientes suelen hacer un sinfín de preguntas como por ejemplo:

– ¿Por qué ha ocurrido esto?

– ¿Quiere esto decir que mi útero es defectuoso y está rechazando los embriones?

-¿No voy a quedarme embarazada nunca?

Ante todo, tranquilidad, lo bueno de esta situación es determinar que el proceso de implantación del embrión se ha iniciado, y esto significa que el pronóstico de un embarazo en un próximo intento tiene mayor probabilidad que si el resultado hubiese sido negativo.  Es importante no desilusionarse ni abandonar, la revisión realizada al respecto por Annan y cols. (2013)  concluyen que la tasa de embarazo a término es mayor en pacientes que tuvieron un aborto bioquímico previamente que aquellas cuyo resultado fue negativo.

El tratamiento de un aborto preclínico

No se requiere ningún tratamiento específico para un embarazo bioquímico. Lo realmente importante es realizar una cita con el especialista para aclarar todas las dudas y contemplar la realización de un segundo intento con la evidencia de un mejor pronóstico. Este primer resultado no influye de forma negativa este resultado para futuros embarazos y, si no ha aparecido ningún factor no esperado, el pronóstico sigue siendo bueno.

¿Cómo superar un aborto espontáneo?

Es difícil de definir la tormenta de emociones que se sufre tras una perdida gestacional, especialmente cuando ha sido muy deseada, y en muchos casos, buscada durante años de tratamiento. Lo importante tras este acontecimiento es no perder el equilibrio emocional, por ello es necesario expresar las emociones negativas, enfrentarlas y dejarlas ir.  Para conseguirlo existen diversas terapias que debes conocer para poder elegir la más adecuada a tu caso. Desde las conocidas como Psicoterapia y asesoramiento que ayudan en el cambio de pensamientos, sentimientos y conductas; la  Acupuntura; la Terapia artística o la Aromaterapia.

Tómate tu tiempo, cuidate y no tengas miedo para realizar un nuevo intento.

Victoria


Acerca de Victoria

Soy Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida. Además, soy mamá de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de una perra y un gato...lo confieso, soy una autentica apasionada de los animales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *