La paternidad compartida en el matrimonio homosexual

Con motivo del día del orgullo escribí sobre la maternidad compartida en el matrimonio homosexual, referido a las mujeres. Y ahora, no quiero dejar de tratar la paternidad en la pareja homosexual.  Tener hijos en una pareja homosexual no es tarea fácil, especialmente cuando se trata de una pareja masculina. Un primer paso podía ser la adopción tradicional, ya sea en su país de origen o internacional. La adopción nacional, en el caso de España, para cualquier tipo de pareja o persona sola, es compleja, muy larga, y no hay niños recién nacidos para adoptar. Por otro lado, en la adopción internacional se encuentran con leyes en diversos países que no permiten la adopción a parejas homosexuales o personas solas. Hay 26 países en el mundo que si permiten la adopción a personas solas o parejas homosexuales, adopción homoparental, mientras que en tres países no lo permiten en todos sus estados como es el caso de Alemania, Estados Unidos, Méjico y Australia. Una razón por que un gran número de españoles se deciden por este tipo de adopción es el reducido tiempo de espera.

En España desde el 3 de julio de 2005, es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo y eso incluye su derecho a la adopción conjunta, herencia y pensión. Por razones obvias, las parejas homosexuales para poder tener un hijo propio han de recurrir a las técnicas de reproducción asistida (TRAs).

En el caso de las parejas de mujeres ya vimos que es posible vivir de cerca todo el proceso de la reproducción asistida y gestación mediante el método ROPA. Sin embargo, en los hombres la única alternativa, si quieren tener un hijo genéticamente suyo, es la de recurrir a una gestación por sustitución o útero de alquiler. Que si bien asépticamente es así, recibe diferentes nombres como maternidad subrogada, maternidad por encargo, maternidad de alquiler, maternidad sustituta, donación temporaria de útero, gestación subrogada, gestación por cuenta ajena o gestación por sustitución.

Esta gestación por sustitución consiste en buscar una mujer que de forma altruista o no, presta su útero para que los embriones le sean transferidos y llevar adelante la gestación del hijo/os de la persona o pareja con las que ha convenido este proceso. Un proceso en sí controvertido en la sociedad, independientemente de que sea deseable por parejas heterosexuales u homoparentales, con grandes implicaciones éticas, legales y económicas. Hay posturas encontradas, por un lado se pide una total normalización de este proceso y otra corriente en contra en la que se señala una explotación de mujeres en beneficio de otros.

Desde el punto de vista clínico consiste en realizar una inseminación artificial o fecundación in vitro (FIV), depende de cada caso y acuerdo. Disponer de los espermatozoides de uno de los integrantes de la pareja y óvulos de una donante, se lleva a cabo la fecundación de los óvulos maduros y tras el pertinente desarrollo embrionario de los óvulos fecundados, se selecciona uno o dos embriones para ser transferidos. Dentro de esta descripción tan simple y lineal hay muchos pasos a decidir:

Origen de los gametos

  • Los gametos masculinos pueden proceder de uno o los dos padres o de donante.
  • Los gametos femeninos pueden proceder de la misma mujer que llevará la gestación, práctica cada vez menos empleada para evitar lazos emocionales. Generalmente, los óvulos proceden de una donante, algunos centros ofrecen la posibilidad de emplear dos donantes.
  • La maternidad subrogada puede ser altruista, como es obligatorio por ejemplo en Inglaterra, Grecia y Portugal. O puede ser con compensación económica, en la mayoría de los países, de manera que los contratantes corren con los gastos del proceso, gestación y parto, así como con las posibles complicaciones que puedan surgir.

pai-filhoLegislación

Este proceso, el útero de alquiler, no está permitido en España, ni en otros muchos países de la Unión Europea, sin embargo si se lleva a cabo en Estados Unidos, Méjico, Tailandia, India, Rusia, Ucrania, República de Georgia y recientemente Portugal, pero sólo para parejas casadas y heterosexuales.

Para parejas homosexuales y hombres solos, está permitido en Canadá y a algunos estados de EEUU, en otros es totalmente ilegal.  En los últimos años y dados algunos escándalos, se ha prohibido en India y Tailandia, En países como Rusia y Ucrania, hay un creciente rechazo hacia los homosexuales y es ilegal. Por último en Méjico, en el estado de Tabasco estaba permitido pero cambió la ley en 2015, por lo tanto hay que tener cierta cautela. Nepal parece que actualmente es la alternativa pero mucha precaución, ya que no existe un marco legal y da lugar a que personas sin escrúpulos se aprovechen de la situación.

A la hora de decidir sobre la opción del útero de alquiler, hay que tener en cuenta la legislación española y la del país donde se va a llevar a cabo, así como gestionar el certificado de nacimiento que ha causado más de un quebradero de cabeza al querer traer al hijo a casa. Sirva de ejemplo los casos de parejas francesas que llegaron al Tribunal de Estrasburgo, 2014, solicitando la inscripción de los menores.

En España, ante el interés que ha suscitado la maternidad subrogada ha dado lugar a celebración de eventos informativos  y se incrementa el número de agencias/ consultorías que hacen de puente entre los países que permiten esta práctica y las parejas que lo requieren. ¿Cómo elegir una agencia?  Como siempre buscar información y contactar con personas que ya lo hayan hecho; comprobar sus referencias; años de trabajo; países con los que trabajan y sus conocimientos legales y contactos con los países que ofertan; estudiar cómo se implican, qué personal tienen, abogados especialistas en derecho familiar, psicólogos, etc.; aspectos económicos claros y detallados, garantías. etc.

No es nada fácil el camino, aunque posiblemente con el tiempo las leyes y la actitud de nuestra sociedad cambiaran.

Victoria

Esperar es tener la esperanza de conseguir lo que se desea

En nuestra vida cotidiana hay muchos momentos de espera, desde los más sencillos como pueden ser los resultados de un examen, la respuesta a una solicitud de trabajo, en una cola, ya sea en el supermercado o en un organismo oficial, o momentos complejos, como puede ser el resultado de una prueba de embrazo, de una operación quirúrgica, etc.  El cómo enfrentamos esos momentos ya sea con ansiedad de querer obtener nuestro objetivo, con impaciencia si se alarga en el tiempo, o con total serenidad, depende absolutamente de nosotros y nuestra actitud, porque el tiempo es el mismo.

Por lo tanto, deberíamos preguntarnos antes de entrar en un círculo de desasosiego y frustración, cuando parece que no avanzamos hacia nuestro objetivo, si merece la pena cargarnos de energía negativa, al fin y al cabo lo que ha de ser, será.

Centremos nuestra atención sobre un caso concreto: el periodo realmente desesperante y duro que pasan los pacientes que realizan una técnica de reproducción asistida (TRAs), desde el día de la inseminación de espermatozoides (Inseminación Artificial)  o desde la transferencia de los embriones (FIV), hasta el día de la prueba analítica de gestación. A este periodo de tiempo, de forma coloquial, se denomina tiempo de “beta-espera”, ya que los niveles de la hormona que se analiza, la hormona beta-HCG, indicaran si hay una gestación en curso o no.

pocket-watch-598039_1920

«¿Qué me aconseja para estos días de beta-espera?”

Tengo la suerte de poder hablar con las pacientes a lo largo del proceso de las TRAs y cuando realizo, junto al equipo,  la transferencia embrionaria, siento la emoción de dar junto a los pacientes, el último paso en este proceso antes de saber si habrá sido exitoso o no. Con frecuencia, tras realizar la transferencia y darles ánimos la pregunta que me suelen hacer es: «¿Qué me aconseja para estos días de beta-espera?»

Es muy difícil aconsejar porque cada persona es un mundo, cada una tiene su forma de enfrentar la vida, los problemas y este periodo de 11-15 días hasta tener el resultado del embarazo, periodo beta-espera, se hace particularmente eterno.

Menos mal que se ha ido normalizando la forma de esperar, al principio de introducir la FIV en España, se aconsejaba 24 h de ingreso de la paciente en clínica tras la transferencia y un par de días más de reposo en casa. ¿Podéis imaginaros qué estrés tanto tiempo metida en cama?

Con el tiempo se fue reduciendo el reposo tras la transferencia, de hecho hoy en día con 10-15 minutos de reposo pos transferencia embrionaria o inseminación, según el caso, es suficiente para que la paciente se vaya a su casa. Ciertamente, ya en casa, no hay que realizar tareas pesadas, subir escaleras, estar mucho tiempo de pie, evitar trabajos que resulten fatigosos, especialmente los primeros días tras la transferencia, pero poco más. De hecho las relaciones sexuales que inicialmente se aconsejaban evitar, hoy en día no están contraindicadas. En resumen una vida normal, dentro de la lógica, nada de quedarse en la cama los días de beta-espera, como en alguna ocasión, hace muchos años, realizó alguna paciente.

No os aconsejo estar leyendo todo lo que cae en vuestras manos al respecto de forma compulsiva, ya sea por internet o en revistas, cada uno cuenta su experiencia, pero la tuya es única. No hay nada que diga que estas embarazada antes de realizar el test, los síntomas que puedas experimentar pueden ser tanto debidos a un incipiente embarazo como la eminente llegada de la regla.

Algo realmente importante es conseguir que la mente este en calma, positiva, con la seguridad de haber hecho todo cuanto se ha podido por conseguir el deseado embarazo. Es cierto que la mente es como un pajarillo inquieto que no dejará de enviarnos mensajes negativos y dudas. La mejor actitud es la de enfrentarlos y decirse asimismo, “De acuerdo mente ya he recibido tu mensaje, ahora vete” y dejarlo pasar. Es una técnica sencilla pero bastante efectiva.

En este periodo de beta-espera desviar la atención hacia cosas que nos gusten como cuidar las plantas, coser, dibujar, leer, pasear, cocinar, jugar con nuestra mascota, colaborar con una ONG, etc., puede hacer que el tiempo pase sin resultar una carga pesada. Recuerdo en una ocasión, una paciente que quedó embarazada y al visitarnos en la clínica, me comentó que mi consejo de dedicarse a las plantas, que era lo que le gustaba, le había servido mucho. Yo, para ella sería por siempre, “la de las plantas”.

En el blog os he ido mostrando algunas terapias de tipo energético como el Tai Chi Chuan o el Chi Kung; de tipo físico como la meditación, o del espíritu y la mente como la terapia artística, por ejemplo dibujando mandalas,  que podéis aplicar de forma más intensa en estos días. Os recomiendo especialmente la meditación en un minuto para esos momentos en los que la angustia o la ansiedad parecen ganar la batalla. Ni que decir tiene que hay que seguir manteniendo hábitos saludables y una alimentación equilibrada.

Rodearos de gente positiva, vuestra pareja si la hay, de algún amigo /a que os escuche más que hable, al que poder confiarle vuestras sensaciones, será muy beneficioso para ambos. Por último, he creído interesante traer a este artículo el testimonio de una paciente muy especial, Elena Bernal, espero que su experiencia personal  en la beta-espera, os sea de interés. Es una auténtica luchadora creando una familia.

¡Animo el tiempo pasa y los días de espera serán menos tensos si los llenas de actividades gratificantes y mantienes tu mente positiva!

Os deseo de corazón, mucha suerte.

Victoria

¿Podría mejorar la calidad de mis óvulos?

Con el fin de aclarar dudas e inquietudes he abierto «Victoria responde». Una sección en la que resolveré de manera anónima aquellas cuestiones que me plantéis vía email a la dirección victoriainvitro@gmail.com. Y es que, muchas veces, las dudas que tiene uno son las mismas que tienen otros.

Recientemente he recibido una consulta que me planteaba cómo es posible mejorar la calidad de los óvulos. Existen evidencias que es posible mejorarla creando un ambiente saludable, no tóxico ni agresivo en el cuerpo. Eso sí, es necesario cambiar a hábitos más saludables durante algunos meses previo al intento de buscar un embarazo. No hay efectos “milagro”, se trata de mejorar el micromedioambiente donde tiene lugar el desarrollo y maduración de los ovocitos a  óvulos.  A continuación, planteo 2 vías para conseguirlo: la vía natural o la farmacológica.

ovulos

Vía natural

En los programas de reproducción asistida todo el proceso de maduración y obtención de los óvulos se va a hacer de forma externa, controlando el ciclo. Pero previamente, las mujeres que se van a someter a estos programas pueden ayudar a mejora la calidad de sus óvulos a partir de una serie de pautas dietéticas, o así al menos lo afirman diversas publicaciones científicas.

dieta-victoriainvitro

La dieta equilibrada es la mejor vía para tener buena salud, esto es así y lo escuchamos a diario. Ya lo dijo Hipócrates, “somos lo que comemos”, por lo tanto, seguir una dieta equilibrada, mejora no sólo la calidad del óvulo, sino de la implantación del embrión y posterior desarrollo del feto.

A continuación, en la tabla que os muestro, he recogido a modo de resumen dónde encontrar en la dieta diaria, la mediterránea es la más completa, las fuentes de vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos esenciales, fibra y agua que favorecen una mejora en la salud y en el tema que nos ocupa de la calidad de los ovocitos.  En consulta de fertilidad natural, según la Dra. Rupérez, se aprecia dicha mejoría en casos tan complejos como son los de baja respuesta ovárica.

Imagen1

Vía farmacológica

En los últimos años se están publicando trabajos sobre el empleo de una hormona, DHEA, que si bien esta hormona la producimos de forma natural, se fabrica en el laboratorio a partir de principios activos encontrados en plantas como el ñame y la soja.  IMPORTANTE el cuerpo humano no puede producir DHEA por comer ñame silvestre y soja, así que no penséis que lo obtendréis por consumir productos etiquetados como “DHEA natural”.

Esta hormona se relaciona con favorecer la calidad ovocitaria, lo cual permite obtener embriones mejores y aumentar así las tasas de embarazo. Está especialmente indicada en mujeres con baja reserva ovárica. También, debido a sus propiedades antioxidantes se administra a pacientes con edad avanzada (>40 años) e incluso se combina con la Coenzima Q10 (CoQ10) otro potente antioxidante.

La revisión llevada a cabo por un grupo australiano en 2007, ya apuntaba que el estilo de vida de las personas que quieren conseguir un embarazo, ya sea por concepción natural o para optimizar los resultados de los pacientes sometidos a técnicas de reproducción asistida, ha de ser saludable y debería ser aconsejado por los especialistas. Se ha demostrado que la edad, el sobrepeso y el tabaquismo perjudican severamente la salud y el proyecto reproductivo; la dieta y diversos niveles de ejercicio han de ser estudiados en profundidad y otros factores como el estrés psicológico, consumo excesivo de café, alcohol, ambientes contaminados están relacionados de alguna forma pero las evidencias, en esta revisión, no son definitivas.

Como siempre os digo, esto es información, el abanico de posibilidades, para comentar con tu especialista. Nada de automedicarse ni tomar suplementos alimenticios, puede haber en cada caso incompatibilidades o intolerancias alimentarias que han de ser valoradas por tu especialista.

¡Cuídate, mímate, te sentirás mejor y tu óvulos pueden mejorar su calidad!

Y no lo olvides, si tienes algún tema que te gustaría que tratase, escríbeme a victoriainvitro@gmail.com.

Victoria