¿Qué eficacia tiene la vasectomía?

Recientemente recibí una consulta sobre la eficacia de la vasectomía y he creído conveniente hacer esta entrada, que espero sea de vuestro interés.

La vasectomía es una cirugía para cortar los conductos deferentes, que son los que llevan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra. El objetivo es que, tras una vasectomía, los espermatozoides no puedan salir de los testículos. Luego, un hombre que se ha sometido a este procedimiento no puede dejar embarazada a una mujer.

Algo importante a resaltar es que la vasectomía, aunque tiene una efectividad del 99%, no brinda una protección inmediata contra el embarazo. Por esta razón, se recomienda usar un método anticonceptivo alternativo hasta que se confirme por el laboratorio, tras el estudio de la muestra seminal post-vasectomía, que no se observa ningún espermatozoide (azoospermia) en el semen.

Hasta poder llegar a tener relaciones sexuales sin protección, deberán transcurrir de 12-16 semanas, o haber eyaculado de 15 a 20 veces o más, para eliminar los espermatozoides que ha quedado en los conductos y en la porción superior del conducto deferente. Estos criterios varían entre los especialistas, ya que la mayoría prefiere poner como límite para la valoración de la muestra post-vasectomía el tiempo y no el número de eyaculaciones.

Se suelen esperar 3 meses debido a que el periodo de producción de los espermatozoides es aproximadamente ese tiempo. De manera que, si el análisis indica que no hay espermatozoides en la muestra, significa que la vasectomía ha ido bien.  Los testículos tras la cirugía siguen produciendo espermatozoides, pero no estarán presentes en el eyaculado ya que los conductos deferentes han sido alterados y los espermatozoides son entonces reabsorbidos por el organismo. El procedimiento es exitoso al conseguir que ningún espermatozoide sea detectado en la muestra de control.

Antes de dar la muestra, una vez pasado el tiempo adecuado, se recomienda realizar de 2-3 eyaculaciones por semana, pero se suele solicitar una abstinencia (2 días, máximo 7 días), sin mantener relaciones sexuales ni masturbarse durante 48 horas completas antes de dar la muestra. Han de seguirse las instrucciones que proporciona el laboratorio.

La recogida de la muestra generalmente se realiza por masturbación o mediante un preservativo sin lubricante ni espermicida durante la relación sexual. Ha de entregarse antes de 1h de su obtención, sin cambios de temperatura bruscos.

En el laboratorio se precederá a analizar el semen con ayuda de un microscopio para observar si contiene espermatozoides. Aspectos técnicos sobre si el estudio se realiza sobre muestra en fresco o tras centrifugación, dependen de cada equipo. En el siguiente esquema basado en la guía de la Asociación Americana de Urología (2022) se puede ver la actuación en función de la presencia o no de espermatozoides móviles y un mayor o menor número de 100.000 espermatozoides inmóviles/ml. Figura 1

Pasos a seguir según se observan espermatozoides o no en la muestra estudio post-vasectomía. Basado en la guía de la Asociación Americana de Urología (2022)

Se ha calculado que en 1 de 2000 procedimientos, aparecen espermatozoides móviles y >100.000espermatozoides inmóviles/ml debido a una recanalización de los conductos deferentes, se crea un paso que permite la liberación de los espermatozoides dando lugar a un embarazo. En estos casos será necesario repetir la vasectomía.

Para mantener un control sobre la eficacia de la vasectomía se pueden realizar análisis de control a intervalos anuales o periódicos para confirmar que el procedimiento continúa funcionando como es de esperar.

Una puntualización, la vasectomía es un anticonceptivo eficaz, pero no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, como el HIV/SIDA o clamidias, ni al hombre ni a su pareja. Por lo tanto, si se corre el riesgo de contraer alguna enfermedad de transmisión sexual se recomienda emplear métodos de protección como los preservativos.

Quizás estos datos sean de utilidad para aquellos pacientes que se desesperan por no tener relaciones sexuales sin protección lo antes posible y no entienden que se les soliciten varias análisis de control. Sólo queda tener paciencia, cada caso es único, y seguir las instrucciones de su especialista.

¿Tienes alguna duda?

Déjame tus comentarios más abajo.

Victoria

Autor: Victoria

Me llamo Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, soy Embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida Humana. Miembro activo de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Autora y coautora de publicaciones y artículos de libros. Profesora de Master en las Univ. de Murcia y Castellón, comprometida con la docencia y la divulgación. Además, soy madre de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de un gato y un perro...lo confieso, soy una auténtica apasionada de los animales (cofundadora de la Asociación Protectora de Animales ARGOS) Me gustaría ayudar a comprender mejor el mundo de la reproducción asistida, así que si puedo ayudarte en algo, no dudes en escribirme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte + 14 =