8 puntos clave para elegir un centro de reproducción asistida


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

eleccion_centro_reproducción-victoria-in-vitro

¿Cómo elegir un centro de reproducción asistida? Es una pregunta realmente difícil de contestar, seguramente, tu ginecólogo te recomendará alguno de su confianza. No obstante, si me lo permites, te aconsejo que tengas en cuenta los siguientes puntos:

1. El boca a boca

Siempre se ha dicho que el boca a boca, es decir la experiencia que te comentan otros, es lo que realmente hace que uno se decida por una cosa u otra. No digamos con la aparición de las redes sociales y toda la información que circula en la web. Pero, ten mucha cautela con todo lo que leas. Un primer paso será analizar la información que te  llegue y visitar todas las webs de los centros de reproducción cercanos.

2. ¿Es un centro conocido?

El centro ha de estar reconocido oficialmente, homologado.

¡Ojo en este punto! No os aconsejo acudir a foros, muchas veces están manipulados y no pocas veces cargados de malas intenciones para desprestigiar a la competencia. La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en su página web tiene una zona para pacientes donde puedes obtener información sobre qué centros hay en España y su localización, así como gracias al Registro saber cuáles son los resultados de cada uno de ellos. Hasta ahora el Registro lo habían realizado algunos centros de forma voluntaria, pero desde el Registro 2014  es obligatorio.

3. En manos de buenos especialistas

Es fundamental, buscar un centro con especialistas y profesionales con una sólida formación y experiencia, como ya te comenté en el post “La evolución del equipo de reproducción asistida”. Ellos podrán atenderte, estudiar tus  circunstancias y ofrecerte el tratamiento más adecuado para ti o tú pareja, un trato individualizado. Es importante que siempre muestren respeto por vuestros valores y preferencias ante los distintos tratamientos posibles, no debéis sentiros presionados. En caso de no sentiros cómodos en esta primera visita al centro, es preferible consultar en otro.

4. Trato cercano y personal

Las personas que acuden a un centro de reproducción asistida están sometidas a una tormenta de emociones que van de la ilusión y esperanza a la desconfianza, ansiedad o desilusión. Es necesario que observes si en el centro el trato es  cálido, cercano, que te permita relajarte, sentirte acompañado y comprendido. Tranquiliza mucho saber que son accesibles, por ejemplo que existe un teléfono de contacto 24h, pero eso sí, para usarlo en momentos realmente de urgencia cuando el centro no esté abierto. Además, es muy positivo si el centro cuenta con página web con zonas para interactuar con pacientes, grupos de autoayuda, u otros espacios que te permitan expresar tus dudas. De este modo, os sentiréis más reconfortados y seguros en cada paso que déis.

5. Información clara, veraz y por escrito. 

Es fundamental que todos los pasos a seguir sean descritos detalladamente por el/ los especialista/s, que utilicen un lenguaje comprensible y resuelvan cuantas dudas  puedan surgir. Así como las probabilidades de éxito en casos semejantes al vuestro, a ser posible que estén contrastados. Y siempre es importante pedir que te den por escrito todas las indicaciones que tengas que seguir, a fin de evitar malos entendidos.

Igualmente, es muy útil conocer los presupuestos de forma inmediata, gratuita, si existe algún tipo de financiación, algunos centros cuentan con sistemas de crédito, y disponer de un tiempo de validez. No son tratamientos económicos precisamente, además pueden variar considerablemente de un centro a otro. Además, al importe del tratamiento hay que añadirle otros gastos como la medicación, traslados, alojamiento y alimentación si no se habita en la misma ciudad en la que se encuentra el centro, etc. En este punto es importante  valorar si es necesario incrementar los costes buscando la excelencia en un centro a cientos de kilómetros o acudir a un centro con buenos resultados en la propia ciudad.

6. El Consentimiento informado

Antes de llevar a cabo cualquier técnica es preciso rellenar un documento con los datos personales, leer y comprender en qué consiste el proceso determinado, sus riesgos y porcentajes de éxito. Este documento se llama consentimiento informado. Así bien, recuerda que  hay que firmar un consentimiento por cada proceso (inseminación conyugal o si es de donante, FIV/ICSI, congelación de embriones, etc.) y no sólo hay que leerlo, sino también es fundamental entenderlo y ser veraces con los datos que se aportan. En el caso de que surjan dudas, estáis en vuestro pleno derecho para solicitar que se os aclaren. ¡Tomaros vuestro tiempo! Y por supuesto, es muy importante que estos documentos no los perdáis.

7. Equipamiento adecuado

Puede ser que vuestro caso no requiera de un tratamiento complejo, pero en caso de que fuese así, es obvio que el centro ha de estar equipado correctamente. Ha de poder ofrecer toda la tecnología e innovación disponible para poder llevar a cabo los tratamientos. No obstante, si carece de la última tecnología de vanguardia, que acabas de ver en la TV por ejemplo, no significa que no vas a conseguir el tan ansiado embarazo. Seamos cautos, no toda la información que nos llega de los medios de comunicación está disponible en el mercado o se ha demostrado de forma concluyente que sea útil.

8. Exigir certificados  de calidad

Un centro que está sometido a estrictos controles de calidad internos y externos, así como la formación continua de sus profesionales, es un centro que garantiza la calidad, no sólo en sus resultados sino en la satisfacción de sus pacientes. La mayoría de los laboratorios de reproducción asistida en todo el territorio nacional han incorporado sistemas de gestión de calidad según los requerimientos de la Norma internacional UNE-EN ISO 9001. Además, se ha creado una norma española específica sobre sistemas de gestión de la calidad para los laboratorios de reproducción asistida la Norma UNE 179007.  Busca un centro de calidad reconocida.

Evidentemente hay muchos factores que os pueden hacer decidiros por un centro u otro, como puede ser la atención recibida desde que entráis en el centro, la limpieza, qué impresión os causan los especialistas, certificados de calidad, etc. Como siempre, os recomiendo buscar información de fuentes fiables, valorar los pros y contras de cada opción que se os presente. Tenéis que sentiros ilusionados y decididos a dar este gran paso y sobre todo depositar vuestra confianza en el equipo biomédico que habéis elegido.

Victoria

Material gráfico diseñado por Freepick


Acerca de Victoria

Soy Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida. Además, soy mamá de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de una perra y un gato...lo confieso, soy una autentica apasionada de los animales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *