Edad y alteración de la calidad ovocitaria.

Tratando el tema de la edad en la mujer para ser madre, especialmente aquellas con más de 42 años, una cuestión que ha suscitado mucho interés es la que tratamos en la entrada: “¿Podría mejorar la calidad de mis óvulos?” 

Resulta preocupante, ya lo he comentado en otras ocasiones, que, a pesar de la información dada por sociedades científicas, especialistas, los medios de comunicación, así como en las redes sociales, sobre la importancia de la edad y su repercusión sobre la fertilidad femenina, parece que no llega a ser comprendida su importancia. Este tema, de hecho, también lo tratamos en www.victoriainvitro.com: “la edad para ser madre si importa”

Ante la gran inquietud sobre cómo mejorar la calidad de los óvulos es necesario recordar que las mujeres nacemos con un número de óvulos determinado, se estima que alrededor de 250.000, aunque en la edad fetal eran cerca de 6 000.000. Se produce por lo tanto una especie de “control de calidad”. Es decir, va a existir un mecanismo por el que los óvulos pueden continuar en reserva o entran en muerte celular (apoptosis), lo que provoca la reducción de su número.

Este número finito de óvulos con los que nacemos va a ir envejeciendo con la edad, siendo la edad óptima para una gestación los 25 años y la edad límite los 35 años. La probabilidad de tener un embarazo mensual natural está alrededor de:
• De 25% por ciclo si la mujer tiene 25 años.
• De 16% si la mujer tiene 35 años.
• De 6% si la mujer tiene 40 años.

A mayor edad de la mujer, sus ovocitos presentaran una mayor tasa de anomalías cromosómicas (aneuploidías), disfunción de los orgánulos celulares (disfunciones mitocondriales) ambos factores influyen directamente sobre la calidad de los ovocitos. Esta disminución de calidad de los ovocitos se caracteriza por una secuencia de procesos moleculares que se deterioran durante el envejecimiento y tienen un impacto negativo en la madurez del ovocito, la fecundación y el desarrollo embrionario, así como en la descendencia.

A fin de disminuir ese impacto negativo del envejecimiento se han empleado fármacos como por ejemplo DHEA y Q10, propiciando un mejor ambiente para la maduración de los óvulos, también influyen de manera positiva una dieta equilibrada, hacer ejercicio y tener hábitos saludables. Pero quizás la respuesta a la pregunta de inicio de esta entrada sea que no hay pócimas milagrosas para mejora la calidad ovocitaria.

FUTURO PRÓXIMO

A fecha de hoy no hay un tratamiento anti-edad para los ovocitos efectivo, en la rutina clínica, si bien se está investigando sobre ello.

Como comentamos anteriormente, el envejecimiento de los óvulos conlleva un envejecimiento de los orgánulos celulares y uno de ellos es fundamental, las mitocondrias. Las mitocondrias son unos orgánulos celulares, de doble membrana, con propio ADN (ADNmit) que codifican 37 genes y se heredan por vía materna. Las mitocondrias tienen varias funciones en la célula, siendo la generación de energía (ATP) la más sobresaliente.

Es esencial un suministro adecuado de ATP por parte de las mitocondrias, en la formación del huso meiótico, responsable de la distribución equitativa de los cromosomas durante la división celular, que en mujeres jóvenes (<35 años) da lugar a una estructura ordenada. Sin embargo, en mujeres de edad avanzada (>35 años) el aporte de energía es insuficiente por parte de las mitocondrias a los ovocitos, se produce un mayor porcentaje de alteraciones de la estructura del huso meiótico, dando lugar a un mayor error en la distribución (segregación) cromosómica, lo que conduce a una alta prevalencia de aneuploidía si se compara con los ovocitos de mujeres más jóvenes.

Luego, una vía de evitar ese envejecimiento de óvulos en mujeres de edad avanzada es la aplicación de la Terapía de Reemplazamiento Mitocondrial (MRT, siglas en inglés). Si bien, hay que recordar que el motivo principal del desarrollo de MTRs fue el de dar lugar a nacimientos de bebés sanos, libres de trastornos genéticos producidos por las alteraciones mitocondriales letales. La MRT fue aprobada en UK en 2015.

Es necesario incidir que, en las MRTs, hay un aporte de un gameto masculino (paterno) y dos gametos femeninos diferentes (la paciente y la donante). Pero el ADN nuclear o genómico del futuro bebé, procede de la paciente y el padre biológico (fecundación normal). La donante aportaría únicamente las mitocondrias sanas, cuyo ADN mitocondrial codifica tan solo 37 genes y representa menos del uno por ciento del ADN humano.

Aquí vamos amencionar dos enfoques mediante los cuales se realiza la MRT, son la transferencia pronuclear (PNT) y la transferencia del huso materno (MST).

La Transferencia Pronuclear (PNT) se realiza a partir de dos cigotos, uno con fecundación del ovocito materno y espermatozoide paterno (pronúcleos y mitocondrias defectuosas) y un segundo cigoto obtenido de un ovocito de donante y espermatozoide paterno (con pronúcleos y mitocondrias sanas). Se extraen los pronúcleos paternos y se trasplantan al cigoto de donante, a los que previamente se les han extraído y desechado los pronúcleos, quedando el citoplasma con las mitocondrias sanas. El cigoto reformado es transferido al útero de la paciente.

Esquema del proceso de TRansferencia Pronuclear , basado en Basado en Reznichenko et al., 2016

 La Transferencia de Huso Materno (MST, Maternal Spindle Transfer, en inglés) Una explicación muy sencilla, ya que se trata de un proceso altamente complejo, en este caso lo que se transfiere es el huso meiótico (núcleo) del óvulo de la paciente a un óvulo joven donado, que contiene mitocondrias sanas donde previamente se ha extraído su propio núcleo. De esta manera el material genético es el de la paciente, pero los orgánulos son del óvulo joven donado y es fecundado con semen de la pareja de la paciente.

Esquema del proceso de la Transferencia del Huso Materno basado en Basado en Reznichenko et al., 2016

En 2019 se anunció el nacimiento de un bebé por esta metodología, pero lo llamativo era que se aplicó para solucionar problemas de infertilidad. Este trabajo piloto experimental fue llevado cabo entre el Institute of Life de Atenas, y el equipo de científicos españoles, Embryotools, dirigidos por Gloria Calderón y Nuno Costa.

 Aunque son avances científicos muy prometedores, aún ha de pasar tiempo antes de superar validaciones y trámites legales. En nuestro país con la ley actual de Reproducción Humana Asistida no se permite. Además, es difícil que sea ofrecida en todas las clínicas ya que requiere especialistas con años de extensa formación y técnología específica.

Las mujeres de edad avanzada, baja calidad ovocitaria, se podrían beneficiar de la MRT al proporciona la sustitución de citoplasma defectuoso por uno sano para mejorar la expectativa de las tasas de embarazo. Sin embargo, las objeciones legales, éticas, sociales y culturales limitan de momento su aplicación, siendo actualmente consideradas técnicas experimentales.

Victoria

Autor: Victoria

Me llamo Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, soy Embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida Humana. Miembro activo de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Autora y coautora de publicaciones y artículos de libros. Profesora de Master en las Univ. de Murcia y Castellón, comprometida con la docencia y la divulgación. Además, soy madre de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de un gato y un perro...lo confieso, soy una auténtica apasionada de los animales (cofundadora de la Asociación Protectora de Animales ARGOS) Me gustaría ayudar a comprender mejor el mundo de la reproducción asistida, así que si puedo ayudarte en algo, no dudes en escribirme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cuatro =