Influencia de la Reproducción Asistida en la diversidad familiar.


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

La familia, según la define la RAE, es «un grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas». Si bien, estamos viendo, desde hace bastantes años, como nuestra sociedad está abriéndose hacia otros modelos de familia tales como la familia adoptiva, la familia monoparental (madres solteras por elección), familia homoparental masculina o femenina y familias reconstituidas (divorciados o viudos que forman una nueva familia).

La formación de toda esta pluralidad de familias se ha visto favorecida, en muchos de los casos, por la aparición y desarrollo de las técnicas de reproducción humana asistida (TRAs). Así, el nacimiento de Louise Brown en 1978, mediante la fecundación in vitro (FIV), originalmente abrió un mundo de posibilidades para las mujeres con obstrucción tubárica que querían ser madres, y posteriormente su aplicación en diferentes patologías, femeninas y masculinas. La puesta a punto de la microinyección intracitoplasmática (ICSI) en 1995, dio lugar a que varones con sémenes patológicos severos e incluso obteniendo los espermatozoides directamente de los testículos, fuesen padres biológicos de sus hijos, sin tener que recurrir al semen de donante. La crioconservación de gametos y embriones ha permitido el desarrollo de programas de donación. Y se van desarrollando nuevos procesos que rodeados de la polémica que siempre ha acompañado a estas técnicas, requerirán de un marco ético-legal para implantarlas en la sociedad (p.ej. gestación subrogada)

 

La familia tradicional tal como la conocemos es una opción, pero también lo son los otros modelos de familia. El buen desarrollo de los niños no está garantizado ni por la composición o estructura de la familia ni los lazos legales. De hecho, los trabajos publicados hasta la fecha no han demostrado que exista un modelo de familia mejor que el resto. En el trabajo de  Oliva et al., 2010 una de las conclusiones que obtienen es que más allá del tipo de familia, son las relaciones afectivas positivas, creadas con amor, en un ambiente estimulante sin conflictos, lo que produce el bienestar y desarrollo evolutivo normal en los niños..

Los tiempos están cambiando, por lo tanto las actitudes y el respeto entre los diversos modelos de familia es lo que debe primar. Una mayor aceptación social y el trabajar desde la infancia sobre la diversidad familiar, son claves. Por otro lado, un tema controvertido es el hablar a los hijos no genéticos de sus orígenes, si bien la mayoría de los expertos están de acuerdo en que es beneficioso que los niños sean informados. Es más, en la dirección de ayudar a los adultos a  hablar sobre el tema de los orígenes, se han editado cuentos infantiles, sobre diversidad familiar y sobre aspectos específicos, p.ej. madre soltera,, para dar a conocer a edades tempranas esta información.

Victoria


Acerca de Victoria

Me llamo Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, soy Embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida Humana. Miembro activo de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Autora y coautora de publicaciones y artículos de libros. Profesora de Master en las Univ. de Murcia y Valencia, comprometida con la docencia y la divulgación. Además, soy madre de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de un gato...lo confieso, soy una auténtica apasionada de los animales (cofundadora de la Asociación Protectora de Animales ARGOS)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *