¿Cómo puedo potenciar mi fertilidad? 2


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

Quizás os estéis planteando tener un hijo, para ello lo mejor es estar preparados tanto física como psíquica y espiritualmente. Es importante modificar el estilo de vida, si no es del todo saludable, mejorar la actitud ante el inicio de esta aventura vital y mantener el equilibrio emocional. Espero que estas pautas generales os sean de utilidad, siempre que no existan causas patológicas determinantes, tanto si te planteas una gestación de forma natural o si vas a empezar un ciclo de reproducción asistida..

  • Dentro de un buen estado de salud deberemos revisar nuestros hábitos de alimentación para evitar al máximo tener sobrepeso o bajo peso. Se trata de tener un peso normal (salud reproductiva: ideal un IMC entre 20-25 Kg/m2) que podemos alcanzar con ayuda de un nutricionista o un terapeuta que confeccione un programa personalizado para perder/aumentar de peso de forma gradual. Ya lo decía Hipócrates: “Somos lo que comemos”, luego si comemos sano y de forma equilibrada nos encontraremos mejor, por esta razón no es de extrañar que en el campo de la fertilidad se venga abriendo paso de forma notoria la nutrición De no ser así, os aconsejo acudir siempre al especialista que es el que mejor os puede orientar. Es importante tanto para el hombre como para mujer procurar una buena alimentación, nutrirse bien. Una dieta equilibrada con productos de calidad, frutas, verduras, carbohidratos incluyendo granos enteros y proteínas (legumbres, carnes magras, pescado y marisco) tendrá un impacto en todos los aspectos de la salud y proporcionará un estado de bienestar que favorecerá la fertilidad. Se aconseja reducir el consume de productos industriales, el azúcar añadido, la leche y carnes rojas.
  • Una reciente revisión sobre los suplementos vitamínicos antes y durante el embarazo, concluyen que el ácido fólico, yodo y calcio son necesarios mientras que no parecen ser tan necesarios el hierro, vitaminas A, B6, B12. La vitamina C sin embargo es crucial en mujeres fumadoras. Una buenas alimentación y mantener un buen nivel de vitaminas y minerales favorecen el buen de desarrollo de los gametos (óvulos y espermatozoides). Específicamente para la mujer el ácido Fólico y B9 a fin de evitar el riesgo de defectos del tubo neural, por ejemplo espina bífida en el feto. Así mismo, los ácidos grasos esenciales Omega-3/6 han demostrado tener un papel relevante sobre las funciones vitales. Siempre, bajo la supervisión de un especialista, nada de auto- medicarse.
  • Hacer ejercicio es beneficioso, pero es recomendable evitar el ejercicio aeróbico, especialmente cuando ya se ha iniciado un ciclo de tratamiento. Durante esta etapa, es preferible hacer ejercicios suaves como caminar, yoga, etc. Actividad física moderada (no más de 4h /semana)
  • Mejorar la circulación sanguínea es importante, por lo tanto no se debe permanecer sentada durante mucho tiempo, ya sea viendo la TV o ante el ordenador, así que a levantarse, hacer suaves estiramientos, pasear, para favorecer nuestro riego sanguíneo.
  • Un buen masaje drenante linfático desintoxicante también ayudará en esta etapa de preparación, especialmente si vas a realizar un ciclo de FIV.
  • La acupuntura se presenta como una herramienta complementaria muy útil en la reproducción asistida debido a sus efectos tan positivos sobre la salud. Lo ideal sería iniciar la acupuntura en el período previo a iniciar su ciclo de FIV. Continuar con la acupuntura semanalmente desde el momento en que se inicia su ciclo hasta el día de la extracción de los oocitos. Esto ayudaría a mejorar el flujo de sangre en los órganos reproductivos, a equilibrar el cuerpo, e incluso hay publicaciones sobre que aumenta la tasa de implantación (dato no contrastado científicamente).
  • Una vida sexual saludable, donde el mejor momento para tener relaciones sexuales es en el periodo de ovulación. Es contraproducente realizar el acto sexual con mucha frecuencia porque puede disminuir la calidad seminal (relaciones 2-3 veces a la semana).
  • Si para obtener unas relaciones sexuales más placenteras usas lubricantes, ¡atención! Aunque existe cierta controversia, en principio los lubricantes comerciales y los caseros como el aceite de oliva o jabón, no son recomendables si pretendéis conseguir un embarazo. Estos lubricantes tienen un grado de acidez (pH bajo) que afecta a los espermatozoides, de manera que pueden perder entre un 60-100% de su movilidad. Además los lubricantes son más densos impidiendo el avance de los espermatozoides. Es preferible emplear más tiempo en caricias y preliminares para conseguir una lubricación natural. No obstante en el mercado hay lubricantes que no dañan los espermatozoides (“a favor de la fertilidad”) y por lo tanto más recomendables en este periodo de busqueda de embarazo..
  • Dormir el número de horas suficientes, con un sueño tranquilo y reparador. Un ritual antes de irnos a dormir facilitará el paso de vigilia a sueño, por ejemplo tomar una infusión, leer en la cama antes de apagar la luz, etc.
  • Por último NO a los hábitos perjudiciales como alcohol, la cafeína, drogas, que se han de eliminar de nuestra rutina. Especialmente el tabaco, Sharmar et al., 2016, realizaron un meta-análisis sobre el efecto del tabaco en varones, concluyendo que el tabaco reduce la concentración espermática y la motilidad de los espermatozoides, además de dañar el ADN de los mismos.

En general es fundamental llevar una vida relajada y sin obsesionarse con el embarazo. Una actitud positiva, estáis poniendo todo por nuestra parte, evitar o reducir la ansiedad, el estrés y la angustia, ya que está demostrado que dificultan el embarazo.  Recordar: Nuevos resultados requieren nuevos cambios.

Victoria


Acerca de Victoria

Soy Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida. Además, soy mamá de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de una perra y un gato...lo confieso, soy una autentica apasionada de los animales.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “¿Cómo puedo potenciar mi fertilidad?

  • Alejandra Boix

    Buenos días Mª Victoria, soy una recién graduada de máster de reproducción asistida por la Universidad de Dundee. Una compañera de mi curso en su trabajo de Finde Master realizo un estudio personal y bibliográfico sobre los efectos de los lubricantes vaginales tanto los comerciales como los “que no dañan los espermatozoides” y vio que sin excepcion todos reducen la movilidad y la viabilidad de los espermatozoides, además los más perjudiciales pueden incluso afectar a su ADN. Por lo que sus conclusiones fueron que durante un tratamiento de fertilidad o si se está buscando un embarazo por medios naturales no se utilicen lubricantes vaginales a no ser de que las relaciones sexuales sean completamente imposibles sin ellos. Explicaba que se debe tener especial cuidado con aquellos que tienen bases acuosas (comparados con los de bases oleosas).

    Un saludo y espero haber ayudado.

    • Victoria Autor

      Hola Alejandra, agradezco tu puntualización. Efectivamente lo que dices es cierto y, de hecho, lo menciono en esta entrada. Gracias de nuevo por aportar más información
      Saludos
      Victoria