Un enemigo de la fertilidad: el estrés 1


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

Dra FerraraHoy, en esta entrada de blog, tengo el privilegio de contar con la participación de la Dra. Ida Ferrara, ginecóloga, diplomada en Homeopatía Hanemanniana y Medicina Funcional Regulatoria, trabaja en el Centro Güné, Acerra, Nápoles (Italia). Es una gran profesional en el área de la reproducción asistida y está interesada en todos los aspectos tanto fisiológicos como emocionales de sus pacientes.

Un tema que nos influye a todos es el estrés en diversos momentos de nuestra vida, pero especialmente en pacientes que buscan un embarazo, la influencia del estrés puede ser dramática.

¿Qué opina sobre la relación estrés – fertilidad, Dra. Ferrara?

“Un creciente número de estudios muestra la relación significativa entre el estrés y la infertilidad. El primer estudio realizado a fin de estudiar esta posible relación fue en Dinamarca en 2009, sobre 809 mujeres sometidas a terapia asistida por fecundación in vitro. Lo resultados de este trabajo pusieron de manifiesto una relación significativa entre las tasas de embarazo y eventos estresantes importantes experimentados antes de realizar las terapias.

Muchos otros estudios han seguido confirmando estos datos. El estrés, o mejor dicho “lo que produce el estrés”, según Selye en 1976, depende de la interpretación personal del evento y de la capacidad de la persona para lidiar con el estrés. Los efectos psicobiológicos pueden durar un período mucho más largo de tiempo que el propio estrés.

Las mujeres que tienen serias preocupaciones sobre el tratamiento médico al que se someten, las preocupaciones acerca de la influencia de este proceso en su propio trabajo o incluso, las preocupaciones económicas sobre el costo del procedimiento, tienen una influencia en el número de ovocitos recogidos, 20% menos en comparación con el grupo de mujeres que no experimentan dicho estrés. Este estado de estrés y preocupación, por lo tanto, va a reducir estadísticamente de manera significativa su capacidad de tener éxito.

Aunque los mecanismos psicológicos implicados en la consecución de estos datos no han sido debidamente investigados o conocidos, se podria sospechar que estan implicados valores límites de hormonas como el cortisol (hormona del estrés) y la prolactina que son responsables de ciclos menstruales alterados y que afectan a la capacidad de lograr el embarazo a través de la técnica de fertilización in vitro.

La liberación de hormonas de estrés como el cortisol causa la reducción de la producción de estradiol por inhibición de la actividad de las células de la granulosa mediante la reducción de la sensibilidad del receptor de LH de ovario, comprometeiendo la maduración folicular. También reduce la producción de andrógenos suprarrenales, progesterona y estrógenos.

Es un tema complejo del que estaría encantada de hablar en otras entradas de tu blog, Victoria”    Gracias Dra. Ferrara

Tácticas a nuestro alcance para neutralizar el estrés

estrés-estrés-victoriainvitroEs evidente que el estrés es una respuesta del cuerpo ante lo que él considera un eminente peligro y esto va a provocar una alteración en el sistema endocrino que puede llegar a ser muy perjudicial.

En el caso de pacientes sometidos a reproducción asistida es importante conseguir llegar a un estado en el que el estrés se tolere, nunca se va a perder del todo, pero permita un control del mismo y con ello el bienestar general. Trabajos publicados de este mismo año señalan la importancia de realizar en las clínicas de fertilidad actuaciones sobre los pacientes desde el primer momento que contactan para promover el bienestar psicológico de las mujeres que reciben tratamiento para la infertilidad. Respecto al estrés en varones se recomienda que los profesionales de la salud los inviten a una participación activa durante el proceso de tratamiento y en las intervenciones para mejorar la comunicación de pareja.

En entradas anteriores ya os he hablado de la importancia de la meditación, la práctica del tai chi o colorear mandalas, poco a poco iré subiendo otras técnicas, todas dirigidas a reducir el estrés, encontrar el equilibrio y permitir un mayor control de la situación.

Otro factor importante es el de contar con amigos, amigos que escuchen y acompañen. De nada sirve decir “cálmate”, “no te estreses”, pues puede ocasionar el efecto contrario. Lo importante es contar con una mano amiga que te escuche sin juzgar y te deje expresar tus sentimientos.

De todas las técnicas que existen para paliar el estrés has de buscar la que te va más, la más adecuada para ti. Si tienes pareja y la realizáis juntos, será fantástico pero sino, busca tu propio bienestar. El estrés no va a desaparecer pero al menos tendrás control sobre él y conocerás las herramientas con las que enfrentarlo.

Por último, si tu grado de estrés es muy elevado, no dudes en acudir a un especialista, él sabrá evaluar tu estado e indicar algunas pautas que harán que tu perspectiva de la situación sea más objetiva, aprendas a tomar el control y a sentirte mejor para afrontar tus objetivos.

No lo olvides dentro de ti está la solución. ¡Adelante!

Victoria


Acerca de Victoria

Soy Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida. Además, soy mamá de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de una perra y un gato...lo confieso, soy una autentica apasionada de los animales.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Un enemigo de la fertilidad: el estrés