Ahora es el momento de intentarlo.

En entradas anteriores hemos hablado sobre qué medidas aconsejaban las sociedades científica ante la infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19), y  también hemos tratado las recomendaciones para pacientes. En este periodo, en que todo va volviendo a la “normalidad”, queremos hacernos eco de una campaña lanzada recientemente por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) junto con la compañía Merck (líder en ciencia y tecnología): “LA REPUESTA ES AHORA”. El objetivo de dicha campaña no es otro que el de transmitir  tranquilidad a los pacientes, tras todo el esfuerzo realizado por parte de los equipos de reproducción para adecuarse a las circunstancias actuales, para iniciar sus estudios de fertilidad o continuar con sus programas de reproducción asistida.

En España una media de 1 cada 10 nacimientos se produce gracias a las técnicas de reproducción asistida (TRAs). El hecho de paralizar toda la actividad durante el periodo de alarma se ha calculado que supondrá un descenso, dentro de nueve meses, de unos 4000 nacimientos. Hecho bastante dramático si tenemos en cuenta que España se encuentra entre los 10 países con menor tasa de natalidad.

Ahora, que parece que volvemos a una cierta tranquilidad frente al COVID-19, es momento de plantearse el seguir o iniciar los programas de fertilidad. Especialmente en casos muy concretos  donde el tiempo es crucial, por ejemplo, la edad de la mujer. Como bien sabemos, por encima de los 38 años la probabilidad de embarazo empieza a declinar siendo a partir de los 40 más difícil conseguir un embarazo con óvulos propios dado el aumento significativo de anomalías cromosómicas y porcentaje de abortos.

Otro caso donde el tiempo es crucial es en los enfermos de cáncer, ya que entre los diversos tratamientos contra la enfermedad, algunos pueden comprometer la fertilidad de una persona (capacidad para tener hijos). A fin de preservar la fertilidad, en la medida de lo posible, tanto femenina como masculina, tanto en adultos como en jóvenes o niños con cáncer, es recomendable hablar sobre su proyecto reproductivo, aunque en ese momento no se lo hayan planteado. Es importante hablar con su oncólogo sobre cómo podrá verse afectada la fertilidad antes de iniciar el tratamiento y si es necesaria la intervención de un especialista en reproducción asistida para valorar en cada caso la preservación de la fertilidad.

Por otro lado, quiero destacar para vuestra tranquilidad, el gran interés y preocupación por ofrecer un servicio con garantías de seguridad entre los profesionales de la reproducción asistida. Durante la cuarentena los profesionales no hemos dejado de formarnos y compartir medidas de acción para garantizar la salud tanto de los pacientes como de los futuros niños nacidos. Os lo puedo asegurar, de hecho comparto esta imagen donde podéis ver una pequeña muestra de los seminarios, charlas, mesas redondas, webinars, a los que he tenido la oportunidad de asistir junto a centenares de profesionales. La actividad ha sido tal que a veces no había tiempo material para acudir a todas las propuestas formativas.

La gran mayoría de especialistas en reproducción asistida coinciden en este momento, aunque no se puede aseverar nada ya que es un virus que estamos conociendo, es que no hay ninguna razón que prohíba el quedarse embarazada, ya sea de manera natural o asistida. Tampoco hay pruebas de que los gametos (óvulos y espermatozoides) sufran alteraciones por el virus; ni que exista una transmisión vertical de la infección (madre-hijo) o el número de aborto sea mayor.

En resumen, no parece que haya ningún impedimento para volver a retomar los ciclos que quedaron suspendidos o a medias o iniciar los estudios de fertilidad, observando siempre las medidas de precaución y seguridad, así como siguiendo los consejos del personal sanitario. No obstante,  ante cualquier duda los profesionales estamos a vuestra disposición para aclarar todo tipo de cuestiones que os puedan surgir.

No lo dudes, el momento es AHORA.

Victoria

Antes de intentar quedarte embarazada, revisa tu estilo de vida.

Llega el otoño y con él la vuelta a la vida cotidiana ya ha comenzado. Si dentro de tus planes para los próximos meses contemplas el de buscar un embarazo, ya sea de forma natural o por técnicas de reproducción asistida, hay algunos puntos que deberías considerar para conseguir un óptimo estado antes de emprender esta maravillosa aventura.

Estos puntos, son 10 sugerencias que pueden ayudarte a encontrarte mejor, tanto física como mentalmente. Algunos de estos puntos ya los hemos tratado en victoriainvitro.com y puedes acceder de nuevo a ellos pinchando en las palabras en azul (link).

Es tan importante tener consciencia del paso que  vas a dar, que debes asesorarte por profesionales. Comencemos a ver qué puntos deberías analizar:

1.- Es evidente que habrá que dejar a un lado el método anticonceptivo que estas usando. ¡Ojo! Con los lubricantes o geles sexuales, muchos de ellos tienen acción antiespermatozoides y pueden interferir en la concepción.

2.- Una visita a tu ginecólogo para expresarle tu intención y llevar a cabo un chequeo es fundamental. Historia médica, familiar, analíticas, ecografías, revisar tu cartilla de vacunación, especialmente para rubeola, tétanos, etc.

3.- Es importante tomar complejos multivitamínicos  elaborados específicamente para el embarazo. En tu visita al ginecólogo él te indicará cuál es el que mejor se adapta a ti. Un aporte de ácido fólico o folatos es fundamental ya que estos suplementos previenen contra defectos del tubo neural especialmente en los primeros meses. Idealmente se debería comenzar 6 meses antes de intentar la gestación.

4.- La alimentación equilibrada, es un pilar importante como bien sabes y es necesario erradicar de la dieta la comida basura, procesada, rica en azúcares, con demasiados aditivos artificiales, etc. Es importante tener el cuerpo hidratado, no olvides beber 8 vasos de agua al día. En tu plan de comida no debe faltar ningún nutriente para enfrentar de forma saludable la gestación

5.- El peso a raya. Si en tu caso hay sobrepeso o bajo peso habla con un profesional de nutrición que te ayude a alcanzar tu peso adecuado antes de buscar el embarazo. En muchas ocasiones, hay pacientes que al alcanzar el peso adecuado, han superado el único obstáculo por el que no conseguían quedar embarazadas.

6.- El ejercicio moderado es muy recomendable, aumentar el tono muscular, facilitar la circulación sanguínea, además  ayuda a contrarrestar el estrés y aumenta el buen ánimo.

7.- Hábitos saludables, haz los cambios necesarios, esfuérzate, si es tu caso, en dejar el tabaco, alcohol y drogas. Limita el consumo de café.

8.- Evitar exposición a tóxicos, aunque en este mundo contaminado es difícil. Procura no usar fragancias sintéticas; emplear en el aseo personal y del hogar productos libres de compuestos químicos. Maquillajes libres como mercurio, Lauril sulfato de sodio y parabenos, entre otros.

9.- Visitar al Dentista. Mantener una salud bucal es obligatorio a lo largo de nuestra vida, pero antes de llegar al embarazo es fundamental. Una limpieza bucal y revisión para tratar problemas de caries sería lo deseable. Durante el embarazo se van a producir una serie de cambios hormonales que pueden llegar a afectar las encías y los dientes.

10.- Mantener el estado de calma, en la medida de lo posible, fuera el estrés. Para ello, la meditación y la relajación son de gran ayuda. Prácticas como el Yoga o Thai Chi se usan con éxito en muchas clínicas de Fertilidad.

No obstante, hay un factor muy limitante: la edad de la mujer. Por lo tanto, si tienes menos de 35 años y tras un año de mantener relaciones sexuales, sin medidas anticonceptivas, no consigues quedar embarazada deberías acudir a tu especialista. Caso que tengas más de 35 años no deberías esperar más de 6 meses. La edad y la calidad ovocitaria están en razón inversa, es decir, a más edad peor calidad de los óvulos.

Por último, si no consigues quedarte embaraza ya sea porque tu ginecólogo te ha diagnosticado alguna patología o porque ha intentado todo a su alcance sin resultado, te recomendará un centro de reproducción asistida. La gran pregunta es ¿Cómo elegir un centro de reproducción asistida?

Creo firmemente que una preparación al embarazo, ya sea natural o por TRAs, mediante información y orientación profesional sobre cómo mejorar el cuerpo-mente y prepararlo, así como realizar los cambios necesarios en estilo de vida pueden facilitar que el embarazo se consiga y llegue a buen término.

¡Buena entrada de otoño!

Victoria

 

 

 

 

 

Edad y calidad ovocitaria

Antes de adentrarnos en el nuevo año, quisiera resaltar una de las consultas que con mayor insistencia me habéis planteado durante el 2018, referida a la entrada: “¿Podría mejorar la calidad de mis óvulos?” y que especialmente realizan mujeres con más de 42 años.

Me preocupa que a pesar de la información dada por sociedades científicas, los medios audiovisuales así como en las redes sociales, sobre la importancia de la edad y su repercusión sobre la fertilidad femenina, parece que no llega a ser comprendida su importancia. Este tema, de hecho, también lo tratamos en victoriainvitro: “la edad para ser madre si importa”

Ante la gran inquietud sobre cómo mejorar la calidad de los óvulos es necesario recordar que las mujeres nacemos con un número de óvulos determinado, se estima que alrededor de 250.000 pero que en la edad fetal eran cerca de 6 000.000. Se produce por lo tanto una especie de “control de calidad”. Es decir va a existir un mecanismo por el que los óvulos pueden continuar en reserva o entran en muerte celular (apoptosis), lo que provoca la reducción de su número,  recientemente se ha publicado un trabajo al respecto por el Prof. Davis de la Universidad de California..

Este número finito de óvulos con los que nacemos va a ir envejeciendo con la edad, siendo la edad óptima para una gestación los 25 años y la edad límite los 35 años. La probabilidad de tener un embarazo mensual natural está  alrededor de:
• De 25% por ciclo si la mujer tiene 25 años.
• De 16% si la mujer tiene 35 años.
• De 6% si la mujer tiene 40 años.

La Sociedad Española de Fertilidad ha publicado un díptico para informar sobre la Edad y la Fertilidad. En el siguiente gráfico se puede apreciar cómo desciende la probabilidad de embarazo a partir de los 35 años.

A mayor edad de la mujer, sus ovocitos presentaran una mayor tasa de anomalías cromosómicas (aneuploídias), disfunción de los orgánulos celulares (disfunciones mitocondriales) ambos factores influyen directamente sobre la calidad de los ovocitos. Esta disminución de calidad de los ovocitos se caracteriza por una secuencia de procesos moleculares que se deterioran durante el envejecimiento y tienen un impacto negativo en la fecundación y el desarrollo embrionario así como en la descendencia.

Si pasados los 40 años, por encima de todo quieres ser madre con óvulos propios, has de saber que la tasa de fecundación, desarrollo embrionario, implantación y nacimiento son mucho más bajas que si tuvieras 35 años. Además se incrementan las tasas de aborto y de complicaciones obstétricas, además de un porcentaje elevado de anomalías cromosómicas, especialmente el síndrome de Down. Si a pesar de todo quieres intentarlo con tus óvulos, antes de hacer la transferencia embrionaria se debería realizar un análisis de Diagnóstico Genético Preimplantacional (DPG) para el cribaje de aneuploidías (PGS). Mediante esta técnica se analizan todos los cromosomas de cada embrión disponible, permitiendo descartar aquellos que presenten anomalías y permitiendo seleccionar para la transferencia aquellos embriones sanos.

A fin de disminuir ese impacto negativo del envejecimiento se han empleado fármacos como por ejemplo DHEA y Q10, propiciando un mejor ambiente para la maduración de los óvulos, también influyen de manera positiva una dieta equilibrada, hacer ejercicio y tener hábitos saludables. Pero quizás la respuesta a la pregunta de inicio de esta entrada sea que no hay pócimas milagrosas para mejora la calidad ovocitaria.

FUTURO

A fecha de hoy no hay un tratamiento anti-edad para las ovocitos efectivo, si bien se está investigando sobre ello, por ejemplo la transferencia mitocondrial. Dicho de una manera muy simple, consiste en transferir  los orgánulos que dan energía al óvulo (mitocondrias) procedente de un óvulo joven donado, a los ovocitos de la paciente añosa.

Curiosamente, escribiendo esta entrada se acaba de anuncia el primer embarazo registrado del mundo en el que se ha aplicado la técnica de Transferencia de Huso Materno (MST, Maternal Spindle Transfer, en inglés) para solucionar problemas de infertilidad. Este trabajo piloto experimental lo han llevado a cabo entre el Institute of Life de Atenas, y el equipo de científicos españoles, Embryotools, dirigidos por Gloria Calderón y Nuno Costa. Utilizando una explicación muy sencilla, siendo un proceso altamente complejo, en este caso lo que se transfiere es el huso mitótico (núcleo) del óvulo de la paciente a un óvulo joven donado, que contiene mitocondrias sanas donde previamente se ha extraído su propio núcleo. De esta manera el material genético es el de la paciente pero los orgánulos son del óvulo joven donado y es fecundado con semen de la pareja de la paciente. Aunque son avances científico muy prometedores, aún ha de pasar tiempo antes de llegar a ser técnicas disponible en clínica.

 

En conclusión, creo que es fundamental obtener una información clara y directa sobre las posibilidades reales en cada caso particular. Es necesario analizar junto al especialista los pros y contras de elegir un tratamiento con óvulos propios o plantearse otra opción como es a la donación de ovocitos.

Espero que consigáis vuestro deseo y este Nuevo Año os aporte serenidad para elegir lo más adecuado.

Victoria

 

A propósito de los ovocitos criopreservados.

La incorporación del programa de criopreservación de ovocitos en los laboratorio de fecundación in vitro (FIV), ha sido una herramienta fundamental sin duda alguna. Contar con un buen programa de criopreservación, permite tanto a las pacientes como a los profesionales un mayor número de posibilidades a la hora de buscar un embarazo.

Los ovocitos han sido criopreservados mediante dos metodologías ampliamente usadas: la congelación lenta o la vitrificación. Realmente la vitrificación ha sido toda una revolución con unos resultados muy satisfactorios respecto a la supervivencia ovocitaria. Según los resultados de de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF)  registro de la SEF (2015) la media de supervivencia de los ovocitos de la propia paciente (ovocitos propios) es de un 82.4% y los de ovocitos de donante (ovocitos donados) 86.6%. En este punto hay que ser cautos, ya que no se obtiene un mismo resultado conforme aumenta la edad de la paciente, origen de la infertilidad, etc.

Los resultados obtenidos con ovocitos vitrificado comparados con los ovocitos frescos no presentan grandes diferencias en cuanto a tasa de fecundación, desarrollo embrionario, implantación, y embarazo. En la tabla I se hace una adaptación de los resultados obtenidos en el  registro de la SEF (2015)
                                                                 Tabla I

En los trabajos publicados hasta la fecha sobre el desarrollo de los niños nacidos de óvulos criopreservados tampoco se ha observado que exista diferencia en cuanto a problemas adversos postnatales respecto a los niños nacidos de óvulos frescos 1, 2

¿Cuándo criopreservar los ovocitos?

Las indicaciones más frecuentes para acudir a la criopreservación de ovocitos son:

  • Pacientes que están siguiendo un ciclo de estimulación ovárica y no van a llegar a la transferencia, por ejemplo debido a una hiperestimulación ovocitaria.
  • Aquellas pacientes que no quieren congelar embriones por algún conflicto ético o religioso.
  • Un número elevado de ovocitos,  permite generar un número reducido de embriones y dejar óvulos criopreservados
  • Por fallo en la obtención de la muestra de semen el día de la punción folicular
  • En casos de baja respuesta ovárica, en donde se requiere varios ciclos para reunir un número suficiente de óvulos.
  • En los casos de donación ovocitaria donde la sincronización de la donante y la receptora no se realiza al mismo tiempo
  • Pacientes oncológicas que se han de someter a tratamiento.
  • Bancos de donantes de óvulos
  • La preservación de la fertilidad, retraso de la maternidad (ausencia de pareja, razones profesionales o económicas)

¿Qué debes saber  sobre la criuopreservación de óvulos?

Si bien es cierto que se le está dando una gran difusión a la preservación de la fertilidad, todas las mujeres que quieran criopreservar sus ovocitos por diversas razones, sería recomendable que te informes  y reflexiones sobre varios aspectos:

  • Los pasos a seguir en la criopreservación de óvulos, podemos centrarlos en tres puntos:
    • Estimulación ovárica. El número de estimulaciones a realizar depende del caso que se trate. Si hablamos de una preservación de fertilidad suelen ser 2-3 ciclos.
    • Extracción de los ovocitos. Mediante una punción transvaginal y bajo una suave sedación.
    • Vitrificación de los óvulos maduros. No todos los óvulos extraídos se pueden criopreservar, deben de ser óvulos maduros. Se ha estimado que es necesario criopreservar unos 10 óvulos con una edad inferior a 36 años para conseguir una gestación2.  Mientras que en una población heterogénea, el número de óvulos necesarios que hay que desvitrificar oscila entre 22-30 (depende de cada caso) (Registro SEF, 2015)
  • Acudir a un centro con experiencia y resultados contrastados, ya que a pesar de ser una técnica de rutina en el laboratorio de FIV los resultados varían ostensiblemente entre centros.
  • Analizar las probabilidades reales qué existen en tu caso. Congelar los ovocitos no es garantizar que vayas a poder tener un bebé.
  • La importancia de la edad. No es lo mismo tener 30 años que 38 o 40 años, los óvulos van a envejecer conforme aumenta la edad, de manera que los embriones generados de una mujer con 35 años pueden presentar un 35% de anomalías cromosómicas; si tiene unos 40 años, más de la mitad de los embriones serán anormales cromosómicamente y si tiene más de 43 años sólo un 17% de los embriones serán normales.
  • Posponer la maternidad porque confías en tus óvulos criopreservados, puede dar lugar a que llegues a querer ser madre a una edad avanzada y  esto conlleva una serie de problemas serios tanto para ti como para el bebé (ver la entrada la edad para ser madre sí importa)
  • Aunque el almacenamiento de los ovocitos es indefinido desde el punto de vista técnico. Existe un acuerdo  entre los profesionales responsables de poner como límite a la maternidad a los 50 años.

En conclusión, la vitrificación de ovocitos es una técnica consolidadada en los laboratorios de FIV que está facilitando la respuesta a diversos casos complejos y da la oportunidad a muchas mujeres de posponer su maternidad. Quizás este último aspecto es el que suscite mayor debate en la sociedad por sus implicaciones médicas, sociales y éticas. Lo realmente importante es que las mujeres estén bien informadas del proceso, de sus verdaderas probabilidades y puedan gestionar qué desean hacer.

Bibliografía

1.- Cobo A, Serra V, Garrido N, Olmo I, Pellicer A, Remohí J. Obstetric and perinatal outcome of babies born from vitrified oocytes. Fertil Steril. 2014 Oct;102(4):1006-1015.e4. doi: 10.1016/j.fertnstert.2014.06.019. Epub 2014 Jul 23.

2.- Caitlin Dunne, MD, FRCSC, Jeffrey Roberts, MD, FRCSC Social egg freezing: A viable option for fertility preservation. bc medical journal vol. 58 no. 10, december 2016 bcmj.org

Victoria