¿Cómo influye la endometriosis sobre la calidad de los óvulos?

Durante el mes de marzo, dedicado a la concienciación sobre la Endometriosis, se han tratado distintos aspectos de esta enfermedad. No obstante, cualquier mes del año es bueno para tratar diversos aspectos de esta enfermedad «invisible» y esta entrada de hoy se suma a la causa.

La endometriosis es una afección inflamatoria crónica, en la cual las células que revisten la cavidad uterina (células endometriales) migran fuera de dicha cavidad implantándose en tejidos distales que “colonizan” (ovario, trompas de Falopio, peritoneo) y responden a la acción hormonal esteroidea del ovario. Esta enfermedad afecta alrededor de un 10-15% de las mujeres en su período reproductivo causando dolor pélvico e infertilidad.

Gracias a la incorporación de las técnicas de reproducción asistida (TRAs) se ha conseguido que pacientes con endometriosis, puedan tener hijos, de hecho, son casi el 50% de las pacientes que acceden a un ciclo de FIV/ICSI. Puesto que las pacientes que sufren esta patología tienen una menor tasa de gestación, debido al menor número y calidad de sus óvulos. Además, las TRAs han abierto otras formas de abordar la infertilidad asociada a esta patología mediante la posibilidad de vitrificar ovocitos y/o tejido ovárico, permitiendo preservar la fertilidad de la paciente y en cierta medida tener opciones para sortear el problema

¿Cómo influye la endometriosis sobre la calidad de los óvulos?.

Se ha podido constatar que pacientes con endometriosis, presentan una deficiente maduración de los óvulos. Esto es debido a que esta enfermedad produce un desequilibrio en la esteroidogénesis ovárica produciendo niveles más bajos de estrógenos lo cual va a afectar al periodo de desarrollo y maduración de los folículos y unos altos niveles de progesterona en la fase postovulatoria. Una de las consecuencias del desequilibrio hormonal es la alteración del medioambiente (estrés oxidativo) donde se desarrollan los ovocitos y esto va a provocar una alteración en su estructura y componentes celulares. Como por ejemplo, los óvulos de pacientes con endometriosis suelen tener alterada la distribución y el número gránulos corticales que pueden afectar el proceso de fecundación, por lo que se recomienda preferentemente la microinyección intracitoplasmática (ICSI) a la fecundación in vitro convencional (FIV).

La observación de la morfología de los ovocitos en general, y de este tipo de pacientes en particular, al microscopio invertido, tal como se ha estudiado hasta ahora, no da información de cómo será la calidad de los embriones. De hecho, los criterios ASEBIR de valoración morfológica de ovocitos, embriones tempranos y Blastocistos humanos, describe muy bien qué es un óvulo óptimo (Fig.1) y cuáles son las alteraciones morfológicas del óvulo, pero se concluye que en la actualidad no hay evidencias suficientes como para ser incluido en la clasificación, ya que la morfología del óvulo está influenciada por el tratamiento hormonal recibido, los medios de cultivos, empleados, edad de la paciente, etc.

Fig.1 Esquema basado en los criterios ASEBIR

 

No obstante, para definir la calidad ovocitaria se emplean dos parámetros como son: que el mayor número de ovocitos recuperados hayan completado su maduración (MII) y que la tasa de fecundación obtenida sea alta. La baja calidad ovocitaria parece ser la causa determinante de infertilidad en pacientes con endometriosis más que la receptividad/ ambiente endometrial. Ya que en este tipo de pacientes que han recurrido a la donación de óvulos su tasa de gestación es semejante a la de pacientes con otro tipo de subfertilidad. Si bien la severidad de la enfermedad incide negativamente sobre la calidad ovocitaria y a receptividad endometrial.

¿Se puede hacer algo por mejorar la calidad de los óvulos?

Desgraciadamente no existe un medicamento o solución mágica, hasta ahora los trabajos publicados apuntan a un tratamiento con antagonistas GnRH 3-6 meses antes de realizar el ciclo de reproducción asistida. Si bien, el tratamiento más adecuado a cada caso lo determinará el especialista, dada la complejidad de esta enfermedad.

Para intentar mejorar el ambiente folicular donde se desarrollan lo ovocitos algunos autores han trabajado sobre la administración de vitaminas C y E, que por su gran poder antioxidante cabría esperar que disminuyesen el ambiente hostil en el ovario. No obstante, estos tratamientos aún están lejos de demostrar su eficacia.

Comentario final:

La endometriosis es una enfermedad que afecta a un 15% de las mujeres en edad fértil y en los programas de FIV el 50% son pacientes que presentan esta patología. Es una enfermedad compleja y es urgente que la investigación proporcione las condiciones que mejoren su tratamiento.

Menos mal que cada vez se hace más visible en la sociedad y hoy en día hay información disponible así como guías de actuación. Además de asociaciones a nivel local y nacional, por ejemplo, la Asociación Endometriosis España (AEE), cuyo objetivo es ofrecer información relacionada con la enfermedad a las mujeres afectadas y  personas interesadas.

Por lo tanto, ante los primeros síntomas,  dolor abdominal, pélvico, abundante sangrado en las menstruaciones, etc es necesario que la paciente aborde con su ginecólogo las opciones disponibles en el tratamiento de su enfermedad.

 

Victoria

Sin perder las ilusiones, siempre adelante.

Hola amigos:

El verano  va pasando y, más pronto que tarde,  volveremos  nuestra vida cotidiana. Espero que dentro de lo posible hayáis podido disfrutar de algunos días de desconexión y relax.

Aunque las circunstancias están marcadas por esta pandemia de COVID-19, no debéis perder vuestras ilusiones y meta de tener un hijo.

Como ya tratamos en entadas anteriores, tras el cierre temporal de los centros de reproducción asistida, estos volvieron a abrir siguiendo una serie de directrices marcadas por las sociedades científicas, tanto nacionales (Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR)) como europea (Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE)).

Es cierto, que puede ser éste un periodo de ansiedad e inciertidumbre, pero para vuestra tranquilidad recordad que hasta la fecha se sigue manteniendo que iniciar los tratamientos de reproducción es seguro tanto para los pacientes como para los embriones y futura gestación. Es más, se alienta a no posponer demasiado la decisión de iniciar los ciclos, especialmente en mujeres de edad avanzada o con fertilidad comprometida (caso de pacientes de cáncer). Y además, en caso que fuera necesario, los centros cuentan con recursos para la criopreservación de gametos y embriones, que os permitiran elegir el momento de continuar con el proceso, caso que decidierais retrasarlo. Siempre bajo medidas de seguridad estrictas como reducir en la medida de lo posible las visitas al centro, ser escrupulosos con las medidas higiénicas, mantener la distancia social en  vuestro entorno y el uso de mascarilla que es imprescindible.

Así que no lo dudéis, consultad en vuestro centro especializado que disipará todas vuestras dudas y posibles miedos.

Antes de termir, quería comentaros que con la llegada de septiembre, es como si empezara un nuevo periodo y estoy preparando nuevos temas, os agradecería que me comentaraís vuestras inquietudes para poder focalizarme en ellas. Podéis escribidme a victoriainvitro@gmail.com.

 Como siempre estoy a vuestra disposición y si en alguna manera puedo ayudaros, estaré encantada.

Os recuerdo que la información proporcionada en Victoriainvitro.com tiene como finalidad ayudar a conocer mejor el mundo de la reproducción asistida, en ningún caso interferir en la relación que existe entre la persona que visita esta página web y su médico o especialista.


Recomendaciones para pacientes en tiempos del SARS-CoV-2.

Venimos comentando  en  entradas anteriores cómo las Sociedades Científicas, tanto nacionales como extranjeras, están elaborando documentos de recomendaciones, guías de actuación, etc., con la información disponible hasta la fecha sobre el SARS-CoV-2. Hoy nos centraremos en los cambios que para vosotros como pacientes os vais a encontrar cuando acudáis  a  un centro de reproducción.

Los cambios a los que hemos de adaptarnos en esta nueva situación han llevado a incrementar, en los centros de reproducción asistida, las medidas de bioseguridad, y crear las condiciones necesarias, para mantener a salvo tanto para las pacientes como a los futuros niños nacidos y al personal implicado en los procesos.

El pasado día 4 de este mes han sido actualizadas las Recomendaciones para la seguridad y reducción de riesgos ante la infección por coronavirus (SARS-CoV-2) en las unidades de reproducción asistida, realizadas por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) y la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Estas recomendaciones irán actualizándose en función del conocimiento que se vaya adquiriendo sobre este virus. Es muy importante que tengamos presente que este virus es nuevo para la ciencia, luego el conocimiento sobre su comportamiento, evolución, tratamiento y posible vacuna se van desarrollando día a día. Por lo tanto, este documento del que os hablo está abierto a los cambios que se produzcan.

En principio hay ciertos aspectos que vamos a destacar del documento de recomendaciones que afectan directamente a las personas que acudan a los centros de reproducción asistida y os pueden aclarar ciertas dudas que os hayan surgido.

– Las consultas se realizaran previa petición de hora, pero es posible que el centro al que quieres ir realice una primera consulta informativa de forma telemática (video llamada, teléfono, etc.). Así como posteriormente, se realizaran las visitas imprescindibles  para evitar viajes y trasiego de personas en el centro.

– Solo podrás ir acompañada por una persona, preferiblemente que sea siempre la misma. Se os informará de las medidas higiénicas a seguir, básicamente las que todos debemos estar realizando (lavado de manos frecuente, usar mascarilla, pañuelos de papel, etc.

– En su momento se te facilitará los medios de protección correspondientes a cada proceso.

– De forma temporal, se ha recomendado no iniciar ningún tratamiento si presentas enfermedades adicionales o coexistentes importantes, así como como las específicas que pueden poner en riesgo la gestación como obesidad mórbida, diabetes mal controladas (tipo I o II), hipertensión, uso de terapia inmunosupresora, haber realizado un trasplante anterior, enfermedad pulmonar, hepática o renal, entre otras.

– Por otro lado, aquellas pacientes de edad avanzada, baja respuesta ovárica o que requieran preservar la fertilidad (pacientes con cáncer), serán atendidas con preferencia.

– Además de las pruebas pertinentes, en el Gráfico 1 puedes ver, con carácter orientativo, que medios se emplearán en la selección de pacientes (cribado) para evitar iniciar los tratamientos con personas infectadas,  Hay que recalcar que el trabajo de SEF-ASEBIR son recomendaciones y cada centro en función de su criterio marcará las pautas de cribado para el SARS-CoV-2.

 

– Antes de realizar el tratamiento que se ajuste a tu caso, deberéis recibir toda la información detallada de pros y contras, así como valorar con el equipo los posibles riesgos y forma de actuación. Todo ello por escrito, quedará registrado en tu historia y adicionalmente al consentimiento informado, se recomienda un documento específico sobre el tratamiento de reproducción asistida durante la pandemia por SARS-CoV-2. Documento Informativo de la Sociedad Española de Fertilidad. Anexo II de las Recomendaciones SEF-ASEBIR.

– Respecto al laboratorio, como ya tratamos en la entrada anterior, se mantienen las mismas medidas para las que estaban preparados más un incremento de pautas de saneamiento, desinfección y equipamiento adecuado. Todo para mantener las máximas garantías de bioseguridad.

– A fecha de hoy, no hay que temer porque el virus infecte los gametos y embriones en el laboratorio, ya que como he mencionado anteriormente se trabaja con protocolos de alta seguridad.

Espero que con estos apuntes vuestras dudas, en cierta medida, se disipen y ante la incertidumbre que nos rodea os sentáis más seguros. Creedme que está en el ánimo de todos los profesionales implicados en este trabajo dar un servicio seguro para todos.

Si queréis tener alguna aclaración adicional no dejéis de escribirme a victoriainvitro@gmail.com

Cuidaros y manteneros a salvo

Victoria

Vivir la reproducción asistida en tiempos del SARS-CoV-2

En este periodo en el que nos encontramos, parece que ya se va viendo la luz al final del túnel, y poco a poco, la actividad laboral se va a ir restableciendo. En este sentido, la Sociedad Española de Fertilidad (SEF) ha enviado un documento de opinión al Ministerio de Sanidad en el que expone el por qué la actividad de los centros de reproducción asistida debería comenzar ya. Veamos algunos puntos más sobresalientes que pueden ser de interés para vosotros, espero que os tranquilicen, a fecha de hoy, ya que no se conoce todo lo referente al SARS-Co-2:

– En primer lugar, los laboratorios de  reproducción asistida, están perfectamente equipados y preparados para hacer frente a las enfermedades infecciosas como la hepatitis B (VHB), la hepatitis C (VHC) y la inmunodeficiencia humana (VIH) ya que la normativa vigente así lo exige. Por lo tanto, los protocolos de actuación se adaptaran ante este nuevo virus, sin suponer grandes cambios en la rutina del laboratoio. Además de implementarse las medidas de seguridad y contención oportunas en todo el centro para evitar eventuales contagios.

– Las Técnicas de Reproducción Asistida (TRAs) en sí, no entrañan ningún peligro ni para los pacientes ni para los gametos, los embriones y posterior embarazo. La presencia del virus no se ha detectado ni en el semen, ni en el líquido folicular y tampoco en las secreciones vaginales o uterinas.

– El embarazo espontáneo no se ha desaconsejado por las diversas sociedades científicas. Sin embargo, al recomendar la SEF el pasado 15 de marzo, que sólo se podían finalizar los tratamientos en curso y que no se llevasen a cabo inseminaciones artificiales, el grupo de pacientes (mujeres solas, pareja de mujeres y parejas cuyo varón tiene ausencia de espermatozoides) que sin esta técnica no podrían conseguirlo de otra forma, quedó desamparado.

Otro grupo de pacientes sobre el que incidió negativamente la recomendación del 15 de marzo, fue el formado por mujeres con >35 años y aquellas con baja repuesta a la estimulación ovárica (baja respondedora).   debido a que el tiempo corre en su contra disminuyendo su probabilidad de quedar embarazadas,

Por otro lado, las sociedades científicas, Asociación para al estudio de la Biología de la Reproducción ASEBIR) y la Sociedad Española de Reproducción (SEF) han unido sus esfuerzos para elaborar un documento dinámico sobre recomendaciones de seguridad una vez comience la actividad. Hoy mismo, hace unas horas, la Sociedad Europea de Reproducción Humana (ESHRE), también ha editado las directrices para la bioseguridad en los centros de reproducción asistida, que coincide plenamente con nuestras sociedades científicas.

Cuando acudías al centro de reproducción es fundamental que seáis informados tanto verbal como por escrito, seguramente habrá un apartado específico en el consentimiento informado, sobre vuestro caso, la estrategia a seguir y además se registrará en vuestra historia clínica la información dada así  como las recomendaciones

La gran mayoría de los tratamientos de reproducción asistida se llevaran a cabo en pacientes sanos, de manera que únicamente en los casos con síntomas leves habrá que verificar que no existe una infección activa del virus, para ello se realizará una entrevista clínica orientada o la realización de test PCR nasofaríngeo unos 2-3 días antes de la punción folicular o la transferencia embrionaria. En caso de tener síntomas grave o ser positivo lo recomendable es cancelar el ciclo o valorar el cancelar la transferencia embrionaria. La manera de actuación la decidirá cada centro en base a sus criterios, disponibilidad y fiabilidad de los test disponibles, etc.

Para terminar, las recomendaciones a seguir durante el embarazo, no son muy diferentes a las de la población general:

  • Lavado frecuente de manos.
  • Al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan la trasmisión.
  • Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tirarlos tras su uso.
  • Evitar aglomeraciones y transporte público.
  • Limitar las relaciones sociales.
  • Limitar los viajes a los estrictamente necesarios.

Estamos en una situación a la que nos debemos adaptar todos. No os quepa la menos duda que está en la voluntad de los profesionales  volver a la actividad con la mayor garantía y seguridad tanto para los vosotros, usuarios de las técnicas, como para los futuros niños nacidos así como para todos los trabajadores de los centros.

Un poco más de paciencia y esperemos que a la mayor brevedad el camino quede abierto para conseguir vuestro sueño.

¡Estad a salvo!

Victoria

Una gran aliada del laboratorio de FIV: la Vitrificación.

El Estado de Alarma, ha llevado a un cambio en nuestro modo de vida de forma radical. En lo que nos atañe, los centros de Reproducción Asistida, como abordamos  en una entrada anterior, han recibido de las Sociedades científicas más destacadas una serie de directrices de trabajo, entre ellos la cancelación del inicio de nuevos ciclos . Aquellos pacientes que estaban en la mitad del proceso se les ha permitido llevarlo hasta la obtención de los óvulos pero han tenido que congelar todos los embriones viables para ser transferidos en diferido (Freeze all) y todas las transferencias de embriones congelados se realizaran cuando se levante el Estado de Alarma. En ese momento, los pacientes y los centros de reproducción decidirán cómo y cuándo será el momento oportuno.

A pesar de que el programa de criopreservación, básicamente en nuestros días se realiza mediante vitrificación debido a sus buenos resultados, algunos pacientes siguen planteando algunos temores y dudas. Para tranquilidad de todos ellos, han de saber que la vitrificación, tanto de óvulos como de embriones/blastocistos, es una técnica fundamental dentro del laboratorio de reproducción asistida por los siguientes motivos:

– Ha permitido criopreservar óvulos y embriones “sobrantes” de los ciclos de estimulación ovárica o cuando hay determinadas complicaciones que impiden la transferencia en fresco.

– Es un proceso que permite una alta supervivencia tras la desvitrificación. En centros con alta experiencia, la supervivencia de ovocito propios es del 88,3% y la de embriones en un 92.5%. (Indicadores de Calidad, ASEBIR)
– Los embriones/ blastocistos tiene un potencial de implantación semejante al que poseen en fresco.

– Actualmente se ha incrementado el número de ciclos cuyas transferencias se realizan diferidas (Freeze all), ya que así el endometrio (revestimiento interno del útero) se desarrolla de manera más fisiológica que cuando está bajo la sobre-estimulación ovárica.

– Mediante el análisis Genético Preimplantacional (DPG) y la vitrificación, se puede transferir un único embrión para obtener un bebé sano

– La tasa acumulativa de embarazo/ parto mejora con la transferencia secuencial de un único embrión.

– Los buenos resultados han permitido ofrecer la vitrificación para:

o Preservación de la fertilidad (vitrificación de ovocitos)
o Acumulación de ovocitos de donantes
o Racionalizar el uso de los ovocitos de pacientes con alta respuesta a la estimulación ovárica.

 

 

En resumen, es una técnica de uso rutinario en casi todos los centros de reproducción asistida, con alta tasa de supervivencia y tasas de implantación semejante a obtenida en ciclos en fresco. Por lo tanto, los pacientes han de estar tranquilos en este sentido y una vez que se levante el estado de Alarma, se podrán plantear junto a los especialistas el cuándo y cómo de la transferencia diferida.

Mientras tanto mucha paciencia y cuidaros mucho, física y psicológicamente.

Victoria

 

 

 

El virus Zika y la fertilidad: 3 escenarios posibles

Seguro que has escuchado hablar del virus Zika transmitido por un mosquito en Brasil y su devastadora acción sobre algunos niños nacidos de mujeres que han sufrido la enfermedad durante el embarazo, estos niños afectados por el virus presentan microcefalia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una alerta de emergencia sanitaria global sobre este virus para informar a la población y orientar a los profesionales, ya que poco se conoce sobre él.

Para saber a ciencia cierta si una persona está infectada por el virus del Zika se requiere una prueba diagnóstica en sangre, orina, saliva u otros líquidos corporales. Actualmente no hay vacunas, aunque ya se está trabajando en ello. De hecho, Brasil y EE.UU. han firmado un acuerdo para desarrollar una vacuna que dé solución a este problema. Tampoco existen tratamientos específicos para esta enfermedad. La mejor forma de prevenirla consiste en la protección frente a las picaduras de los mosquitos.  Y cómo no, evitar ir a las zonas de contagio como son África, Caribe, Centroamérica, Suramérica, Asia y el Pacífico Sur.

Virus Zika-Fertilidad-Victoria-in-vitro

Este virus ha alertado a sociedades científicas del ámbito de la Fertilidad, Obstetricia y Ginecología por sus consecuencias en los hijos de las madres afectadas y de la posibilidad de supervivencia del virus en el semen del varón durante un periodo prolongado de tiempo.

A continuación, veremos tres escenarios posibles en los que el virus puede retrasar el deseo de ser padres.

  • Querer tener un hijo tras una estancia en las zonas afectadas

Tu ginecólogo o en el centro de fertilidad te van a dar la información que necesitas. Básicamente, os van a preguntar sobre la posibilidad de haber estado en alguna de las zonas de contagio en el último mes o si tu pareja, o persona con la que hayas mantenido relaciones sexuales lo ha estado. Hay que tener en cuenta que se transmite a través del mismo insecto, pero se han detectado casos de transmisión sexual.

  • Durante el embarazo

Según la OMS, durante el periodo de gestación se recomienda evitar viajar a países infectados. En el caso de que no hubiese más remedio, habrá que mantener a raya la presencia de mosquitos mediante el uso de repelentes específicos para embarazadas (DEET –Dietiltoluamida-, picaridin o IR3535), ropa clara y de manga larga y evitar estar en zonas húmedas. En definitiva, mantener unos buenos hábitos de higiene, usar preservativo si mantenemos relaciones sexuales con personas que han estado en zonas infectadas.  Y siempre seguir las pautas que te indique tu ginecólogo.

  • Donación de gametos (óvulos y espermatozoides)

Dado que el virus Zika permanece en el semen bastante tiempo no se puede descartar que en espermatozoides y óvulos también persista. Por esta razón, la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) recomienda a todos los centros de reproducción asistida que incluyan en sus cuestionarios de admisión de donantes y protocolos de trabajo algunas preguntas como: si ha viajado recientemente a una zona afectada, si manifiesta síntomas de la enfermedad o ha mantenido relaciones sexuales con alguna persona que haya estado en dicha zona.

La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la Asociación para el Estudio de la Biología de Reproducción (ASEBIR), entre otras, han hecho sus respectivos comunicados haciendo una llamada a la prudencia y orientando sobre la conveniencia de posponer el inicio de tratamientos de fertilidad o donación hasta no haber pasado un tiempo prudencial de 28 días, en el caso de que se haya estado en zonas de contagio, para descartar que no tiene la enfermedad.

Si te encuentras en alguno de estos tres escenarios, no dudes en consultar todas las cuestiones que tengas con tu especialista. Él sabrá orientarte de la mejor manera posible, pero no olvides que no hay mejor prevención que el sentido común.

Victoria