¿Sabes que la función espermática se ve afectada por los lubricantes vaginales?


CompartirFollow on FacebookTweet about this on TwitterFollow on LinkedInEmail this to someone

Hemos tratado en diversas entradas previas el factor masculino, en que cosiste el análisis de semen, también por qué en ocasiones hay que repetirlo y cómo mejorar la calidad seminal.

Hoy nos centraremos en un simple “detalle” que puede estar dando al traste con el deseo de conseguir un embarazo, al  alterar la función de los espermatozoides cuando se usan lubricantes vaginales.

¿Qué son los lubricantes vaginales?

Los lubricantes vaginales, son unas sustancias fluidas diseñadas para paliar la sequedad vaginal o una lubricación natural inadecuada, que suele estar asociada con malestar o dolor. Empleando los lubricantes, las relaciones sexuales se hacen más placenteras y disminuye el estrés que implica unas relaciones dolorosas. Sin embargo, existe un riesgo de actuar negativamente sobre la salud reproductiva, y es sobre este aspecto en el que nos vamos a centrar

Existe un número de mujeres que sufren de sequedad vaginal, dispaneuria, lo cual dificulta sus relaciones sexuales y capacidad de concepción. De hecho, se ha observado que las mujeres que intentan concebir sufren el doble de dispaneuria que las que no buscan el embarazo.

Aproximadamente un 25%  de parejas que buscan un embarazo natural  o por técnicas de reproducción asistida, emplean lubricantes vaginales, pero ¿conocen las propiedades de los lubricantes que usan?  ¿Saben si son respetuosos con los espermatozoides?

Composición de los lubricantes vaginales.

En la Tabla I, de forma muy esquemática para no extenderme, podemos ver los tipos de lubricantes vaginales, su composición y acción sobre los espermatozoides.

Hay dos aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de adquirir un lubricante vaginal:

  • pH: representa qué tan ácido o alcalino es el producto. Lo ideal es que el pH del lubricante sea compatible con el pH vaginal (3,8 a 4,5) Un pH vaginal por encima de 4,5, ¡ojo! porque hay muchos lubricantes en el mercado con un pH elevado, puede incrementar el riesgo de vaginosis bacteriana.
  • Osmolalidad: La osmolaridad es la medida para expresar la concentración total de sustancias en disoluciones usadas en medicina. De forma muy simple podríamos decir que la osmolaridad, en el caso que nos ocupa, se refiere a la capacidad de una sustancia para extraer agua de los tejidos y las células. La exposición a un lubricante con una osmolaridad más alta (hiperosmolaridad) que las secreciones vaginales normales, puede provocar que el tejido vaginal se “arrugue” literalmente porque se extrae el agua de esas células. Este proceso provoca irritación y la ruptura de la barrera de la membrana mucosa que protege la vagina de infecciones. Además de tener efectos negativos sobre la vitalidad, movilidad y ADN de los espermatozoides.

Siguiendo las indicaciones  de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se recomienda utilizar un lubricante con un pH de 4,5 y una osmolalidad inferior a 1200 mOsm/kg.

Efectos de los lubricantes vaginales sobre los espermatozoides

Entre los artículos científicos realizados sobre los lubricantes, el trabajo de Mowat y col., 2014 es bastante esclarecedor ya que estudiaron la acción de 9 lubricantes diferentes en el laboratorio (in vitro) sobre la función de los espermatozoides,  evaluando  la vitalidad (es decir cuál es el  porcentaje de espermatozoides vivos); cómo se ve afectada la motilidad (desplazamiento) de los espermatozoides  y si su ADN sufre algún tipo de daño (fragmentación del ADN).

De los resultados obtenidos se desprende que la función de los espermatozoides se ve alterada dependiendo del tipo de lubricante. De manera que las variaciones de vitalidad se encontraron entre 92% al 28%; la motilidad  entre un 86% a un 31%  pero la integridad del ADN no tiene variación significativa entre los diferentes lubricantes estudiados.

Aquellos lubricantes que no dañan a los espermatozoides se suelen denominar “amables con los espermatozoides”. Actualmente, existe una amplia variedad de lubricantes «amables con los espermatozoides» en el mercado bajo la denominación de “lubricantes para la fertilidad”. Aquí os dejo el enlace de los mejores seleccionados en este año 2020 http://www.innovacionmedioambiental.es/lubricantes-de-fertilidad/

Recomendaciones

Para terminar, sólo señalar unos puntos a considerar si queréis usar lubricantes vaginales y estáis buscando un embarazo.

  • Examinar cuidadosamente la lista de ingredientes del lubricante y evitar los productos que contengan los productos químicos (gluconato de clorixhidina; parabenos; ciclometicona, ciclopentasiloxano y ciclotetrasiloxano; ingredientes genéricos de sabor, aroma y fragancia)
  • Utilizar un lubricante con un pH de 4,5 y una osmolalidad inferior a 1200 mOsm/kg.
  • Emplear lubricantes “saludables” para la vagina. Evitar componentes innecesarios como colores, sabores divertidos o características de calor/frío/hormigueo.
  • Si notas cualquier reacción adversa, como irritación, después de usar un lubricante cambia de marca.

Victoria


Acerca de Victoria

Me llamo Mª Victoria Hurtado de Mendoza Acosta, soy Embrióloga Clínica con más de 30 años de experiencia en el mundo de la Reproducción Asistida Humana. Miembro activo de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR). Autora y coautora de publicaciones y artículos de libros. Profesora de Master en las Univ. de Murcia y Valencia, comprometida con la docencia y la divulgación. Además, soy madre de dos mujeres hechas y derechas y mamá adoptiva de un gato...lo confieso, soy una auténtica apasionada de los animales (cofundadora de la Asociación Protectora de Animales ARGOS)

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *