¿Vamos hacia la trasferencia del embrión único?

Mucho se ha escrito y se incide en la importancia de la transferencia del embrión único. No quisiera dejar de aportar mi opinión al respecto y animar tanto a profesionales como a pacientes a tomar esa decisión.

La transferencia del embrión único es un objetivo a conseguir desde hace muchos años, no es nada nuevo. La alarma saltó hace unos años cuando se comprobó que obtener un embarazo a toda costa implicaba un incremento dramático de los embarazos múltiples, no sólo gemelares, sino de trillizos, cuatrillizos, etc.  De un 1-2% de embarazos múltiples en embarazos espontáneos se pasó a un 30-35%, debido a los programas de estimulación ovárica y los tratamientos de reproducción asistida. Esto provocó que desde la European Society Human Reproduction (ESHRE) se hiciera una llamada al consenso  y denunciar lo contraproducente de los embarazos múltiples.

En España, el Registro de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), desde 1998 ha venido recogiendo datos sobre las técnicas de Reproducción Asistida (TRAs) y aunque hay una tendencia a disminuir las tasas de embarazos múltiples, todavía los resultados son preocupantes. Según el Registro SEF2015 se produjeron un 19.4% de partos múltiples en Fecundación in vitro con ovocitos de la propia paciente en fresco y un 23.4% en el caso de ovocitos de donante.

Todavía hay muchos pacientes que al ser informadas de la conveniencia de transferir un máximo de dos embriones, con el riesgo de obtener un embarazo múltiple, consideran que no pasa nada “¿y por qué no tres?”. Para ellos sería como “recuperar el tiempo perdido”. Sin embargo, una vez informados su opinión cambia ante los riesgos que conlleva una gestación múltiple:

Respecto a los fetos:

  • Un gran número de complicaciones fetales y neonatales siendo las más sobresalientes la prematuridad y el bajo peso.
  • Incremento en el número de abortos, ya sea de uno más fetos.
  • Crecimiento intrauterino retardado.
  • Mayor incidencia de problemas neurológicos, sobre todo en niños que al nacer tienen muy bajo peso (<1000 g).

Respecto a la madre:

  • Anomalías placentarias, hipertensión arterial, diabetes gestacional; posible parto prematuro que requiere más reposo, cesárea, etc.

Está en manos de los profesionales dar la información correcta, estudiar cada caso y ser cautos a la hora de determinar el número de embriones a transferir. En los centros con un buen equipo y resultados, transferir un único embrión sería lo aconsejable e incluso aumentaría las posibilidades de gestación por punción.

Hoy en día gracias a las investigaciones y avances científicos se han mejorado mucho las condiciones de trabajo tanto en los aspectos clínicos (estudios más complejos, la regulación de las estimulaciones ováricas, la obtención de un mayor número de embriones de alta calidad) como en el laboratorio donde se ha ido implementando con equipos que permiten valorar la calidad del ovocito (luz polarizada) o el desarrollo embrionario gracias a la monitorización del desarrollo embriológico (time lapse). Gracias a este sistema, ya no es necesario sacar los embriones de la incubadora para su observación puntual, sino que es posible contemplar todos los eventos que acontecen en su desarrollo a través del monitor, obteniéndose un mayor conocimiento sobre él, y permitiendo seleccionar a los más idóneos para la transferencia.

La herramienta más potente actualmente es la incorporación en el programa de crioconservación, del método de vitrificación. La alta tasa de supervivencia de los embriones crioconservados (cerca del 100%) y su tasa de gestación, permite reducir la incidencia de los embarazos múltiples sin hacer disminuir la tasa de gestación. Por lo tanto, es posible  ofrecer a los pacientes la transferencia de un sólo embrión y crioconservar el resto con la certeza que mantendrán intacto su potencial de implantación.

Países con años de experiencia como Finlandia y Bélgica que limitaron por ley la transferencia a un embrión único, obtienen buenas tasas de embarazo y han disminuido los embarazos múltiples de forma drástica. Evidentemente en todos los casos no es posible la transferencia del embrión único por lo que han determinado el número de los embriones a transferir en función de la edad de la paciente.

La tendencia actual  es el de la transferencia de un embrión en dos transferencias sucesivas ya que proporciona igual o mayor éxito que la transferencia de dos embriones en una transferencia. Quizás el problema radica en hacer entender la importancia de reducir los embarazos múltiples, y desde el punto de vista psicológico y económico cómo favorecer este tipo de actuación, a los pacientes que con frecuencia están en un estado de impaciencia y con recursos económicos reducidos.

En conclusión, actualmente creo que estamos en disposición, ya que poseemos las herramientas suficientes, así como la propia experiencia y los resultados de trabajos publicados con más de cinco años de experiencia, para plantearnos la transferencia del embrión único. Ahora, es responsabilidad de los equipos biomédicos aconsejar adecuadamente en cada caso y por parte de los pacientes aceptar que es posible obtener una gestación a partir de la transferencia de un único embrión.

Os dejo este maravilloso vídeo donde gracias al time-lapse se puede observar el desarrollo embrionario. ¡Disfrutarlo!

Victoria

La importancia de mantener una actitud positiva

El deseo natural de los seres humanos es ser padres y una gran mayoría lo consigue mediante la concepción natural. Sin embargo, se estima que a un 19% no le es tan fácil. El camino que se abre ante ellos no es un terreno plano, con frecuencia es escarpado, duro, requiere esfuerzo, fuerza psicológica, mucho amor y comunicación con la pareja, si la hay.

En ese camino escarpado, cada uno elige cómo llegar a su objetivo y esta idea es la que me hace presentaros estos 4 casos, con nombres ficticios, muy allegados a mí, y seguramente muy familiares para muchos de vosotros. Todos ellos son un fiel ejemplo de la importancia de una actitud positiva.

  • Blanca y Pablo, tras años luchando por una estabilidad profesional, económica y personal se plantearon tener un hijo. Mes tras mes, este hijo no llegaba y decidieron consultar su caso con especialistas. Tras los estudios previos, una Inseminación artificial (IA) pareció ser el tratamiento adecuado. El primer intento no salió bien, fue una decepción y decidieron hacer un viaje, tomar distancia de esta experiencia. Poco después, Blanca quedó embarazada de forma espontánea. En ocasiones, es tal la presión psicológica que atenaza a los pacientes que les impide conseguir la tan deseada gestación. Sin embargo, una vez deciden dar el paso de enfrentar el problema buscando ayuda o relajándose, centrando su atención en otras cosas, ocurre el milagro, se produce un embarazo de forma espontánea.
  • María llegó a una edad en la que no encontraba esa persona con la que crear una familia, así que decidió ser madre soltera por elección. Tras reflexionar sobre ello, hablarlo con expertos, lo tenía claro. Además, contaba con un factor fundamental, el apoyo de su familia. A pesar de su edad, cerca de los 39 años, en su segunda inseminación artificial con semen de donante (IAD) consiguió su sueño, una preciosa niña.  Los resultados de gestación por ciclo sin tener en cuenta la edad, según el último Registro SEF (2015), tanto de IAC (13.5%) e IAD (20.6%) son bajos si los comparamos con los obtenidos con la Fecundación in vitro (FIV y/o ICSI) (26.6% ) con ovulos propios. No obstante es un método sencillo, que no exige un gran desembolso económico, si bien una vez realizados 3 o 4 ciclos sin éxito, lo recomendable es realizar una FIV.
  • Carmen y Juan eran una pareja joven, así que decidieron dejar pasar cinco años de matrimonio antes de decidirse a crear su familia. Al no conseguir un embarazo recurrieron a un centro de reproducción asistida, el diagnostico no dejaba más salida que realizar una FIV, Carmen era una baja respondedora, la respuesta del ovario a la estimulación hormonal producía poco óvulos. En su segunda FIV sólo disponía de 3 maravillosos embriones y, dado el fracaso anterior, quisieron transferirse los 3. Resultado: trillizos. No creáis que esto es un éxito, más bien un fracaso, porque las complicaciones tanto para la madre como los bebés pueden ser muchas. Esto ocurrió hace más de 15 años, hoy en día el consejo es transferir 1 o 2 embriones como máximo, aunque la ley de reproducción asistida española permite la trasferencia de 3 embriones.
  • Por último, este caso es muy representativo de superación de todas las adversidades en el camino. Raúl y Maya eran un matrimonio joven, dado que no conseguían su embarazo acudieron a un centro especializado, tras 6 IAC no conseguían resultado positivo. Decidieron cambiar de centro, donde un estudio más profundo puso de manifiesto que la producción de óvulos era muy reducida. 2 tratamientos de microinyección  intracitopásmica de espermatozoides (ICSI) más tarde, el resultado seguía siendo negativo. Un nuevo planteamiento, el programa de donación de óvulos (ovodonación), se abría como posible alternativa. Aquello era un mazazo para esta pareja tan joven que se enfrentaba a utilizar gametos femeninos donados, esta posibilidad no la habían contemplado bajo ningún concepto. Sin embargo, el deseo de tener un hijo para Raúl y Maya fue mayor, tras un tiempo de reflexión y consultas, superaron sus recelos y hoy en día tienen dos hijos preciosos.

Admitir la donación de gametos (óvulos y/o espermatozoides) es una decisión difícil para muchas personas, en estos casos siempre es aconsejable hablarlo en pareja con profundidad e incluso contar con la orientación de un psicólogo, requiere un tiempo de asimilación y reflexión. Hoy en día la figura del psicólogo en reproducción asistida está consolidada y demandada. Son muchos los pasos a seguir, a veces ni siquiera planteados por las personas que recurren a estas técnicas, que requieren de un apoyo psicológico.

Hay tantos y diversos casos como personas que acuden al centro, muchas con gran esfuerzo emocional y económico han luchado por conseguir su sueño, a otras, tras un primer fracaso, no les agradó el camino de la reproducción asistida y decidieron optar por la adopción tradicional. Otras decidieron que era demasiado difícil y ni lo llegaron a intentar. Sea como sea, lo cierto es que cada una de estas personas ha luchado con tesón, ilusión y coraje, ya sólo por eso, han de estar satisfechas porque hicieron todo lo posible por conseguir su sueño.

positive-725842_1920Ya sea para el tema que tratamos en el blog como para la vida en general, es fundamental la actitud positiva. Muchas son las cosas que no podemos controlar a nuestro alrededor, pero si hay algo que depende de nosotros mismos exclusivamente: Es el ¿cómo las voy a enfrentar?, ¿cuál va a ser mi actitud?

La ansiedad, el estrés y la depresión que generan las situaciones difíciles sólo conducen a un oscuro pozo, que no interesa. Por lo tanto, carga en tu mochila vital el optimismo, perseverancia y esperanza, haz todo lo que esté en tu mano porque ese es el camino del éxito. Pero si al final no consigues tu objetivo, no des lugar al enfado y la frustración porque fuiste valiente y lo intentaste. Te deseo mucha suerte en tu camino y no abandones, continua luchando hasta que razonablemente, si no lo consigues, sea oportuno parar.

“Si te sientes dolido por las cosas externas, no son éstas las que te molestan, sino tu propio juicio acerca de ellas. Y está en tu poder el cambiar este juicio ahora mismo» Marco Aurelio.

Victoria

Una adopción temprana: la embriodonación

A veces, cuando por la razón que sea, las puertas hacía la posibilidad de ser padres parecen cerrase, queda todavía un resquicio: la adopción temprana (la embriodonación)

En los programas de FIV/ICSI, se crioconservan embriones en un 30% de los ciclos realizados con óvulos propios, y en los ciclos con ovocitos donados en casi un 80%. Si tenemos en cuenta que normalmente el proyecto reproductivo de las parejas es de uno o dos hijos, son muchos los embriones congelados cuyo destino queda por determinar. Desde el comienzo de las técnicas de reproducción asistida (TRAs) hasta ahora, son muchos los embriones almacenados cuyo destino, en ocasiones, ha sido bastante controvertido.

¿A quién le puede interesar la adopción de embriones?

Los casos más frecuentes en los que se recurre a la adopción temprana son:

  • Parejas con problemas de fertilidad en ambos miembros
  • Parejas con problemas de fertilidad en uno de sus miembros y que deciden tener un hijo con una relación genética igualitaria (sin relación genética con el futuro hijo).
  • Mujeres solas o con pareja femenina, en edad reproductiva que desean tener un hijo
  • Fracaso en tratamientos previos de FIV con embriones propios
  • Fallo de implantación
  • Aborto de repetición
  • Enfermedades genéticas
  • Parejas o mujeres en listas de espera de adopción tradicional.

¿Qué dice la ley al respecto?

La ley española de reproducción asistida (RA) permite cuatro destinos posibles como salida a los embriones crioconservados, entre ellos contempla el que sean donados a otras parejas.

Para que los embriones puedan ser “donados”, se deben cumplir varios requisitos legales recogidos en la citada ley de RA, como ser un acto anónimo y altruista,  se debe dar información y firmar el consentimiento informado, tanto por la parte donadora como la parte receptora, tiempo y custodia de almacenamiento de los embriones crioconservados, etc. Otros requisitos para que los embriones puedan ser dados en adopción son que la edad de la mujer de la que proceden lo óvulos sea <35 años y el varón no tenga >50 años; la serología de la pareja donante ha de ser negativa; tener recogidos grupos sanguíneos, Rh y características físicas. La obligación del equipo biomédico es la de buscar embriones compatibles con la pareja, respecto a su grupo sanguíneo y Rh. Así como, en la medida de lo posible, en sus rasgos fenotípicos (físicos).

¿Qué hacer ante la opción de la adopción temprana?

En esta, como en otras situaciones de la vida, lo importante es tener la mente abierta a todas las posibilidades que aparecen. Por lo tanto, respirar, reflexionar y hacer un listado de aspectos favorables y desfavorables nos puede ayudar a abordar el tema con mayor claridad.

Aspectos favorables de la adopción temprana:

  • No hay listas de espera. Normalmente, una vez hechas las pruebas pertinentes y comprobado la existencia de embriones para la adopción disponible, el proceso puede iniciarse en 3-4 semanas
  • Es un proceso sencillo que no conlleva intervención quirúrgica (punción folicular)
  • La medicación es fácil de administrar, generalmente son parches, píldoras vaginales u orales. No provocan generalmente ningún efecto secundario ni producen las molestias de una hiperestimulación ovárica.
  • Coste: Es considerablemente inferior a la realización de una FIV. El precio suele oscilar de forma orientativa, entre 1.600€-3.200€, ya que existen muchas clínicas y el precio puede variar ostensiblemente entre ellas.
  • Tiene más ventajas frente a la adopción tradicional ya que el coste emocional y económico, así como el tiempo de espera en este tipo de adopción es muy duro.
    • Le da un destino legítimo a los embriones “sobrantes” y permite disfrutar de la oportunidad de vivir desde el primer momento el embarazo.
    • No es necesario hacer trámites oficiales de adopción, únicamente tras ser informado, firmar el consentimiento informado de este proceso en cuestión.
    • Por otro lado, la adopción temprana es un acto íntimo mientras que la adopción tradicional es un acto público y puede que los futuros padres adoptivos quieran mantenerlo en la más estricta intimidad.

Aspectos desfavorables de la adopción temprana:

  • Los embriones donados no tienen la misma carga genética que la pareja /mujer sola adoptante. Esto es un punto importante a valorar y tener en cuenta, aunque el deseo de formar una familia sea mayor que el hecho de renunciar a la propia carga genética. No obstante, puede que existan reticencias morales, éticas o religiosas a considerar y para ello nada mejor que la asistencia psicológica antes de dar el paso.
  • Los embriones donados son los “sobrantes” de ciclos de parejas que han recurrido a las TRAs, han pasado por el proceso de crio- y des-crioconservación, por tanto pueden tener una menor tasa de gestación. Aunque también es cierto que se donan embriones de ciclos de donación de óvulos y/o semen, obteniéndose en estos casos mejores tasas de gestación.
  • La tasa de supervivencia de los embriones descrioconservados va a variar dependiendo de la metodología con la que han sido congelados, en rampa lenta o vitrificación. Con ambos métodos se obtienen embarazos, pero ciertamente los embriones vitrificados tienen una mayor tasa de supervivencia y gestación.
  • El porcentaje de parto por transferencia de embriones donados global es de 24,2% según el Registro SEF 2013. Un porcentaje nada depreciable y a tener en cuenta.
  • Que en un futuro se encuentren los hermanos, podría ser una posibilidad, para ello generalmente los centros han diseñado un sistema para la asignación de los embriones de manera que no se encuentren en la misma comunidad autónoma o país.

 Ahora sólo queda, si te estas planteando una adopción temprana, que toméis/ tomes una decisión. Si decides dar el paso, infórmate bien de todos los aspectos y busca un centro de confianza. ¡Ánimo! Con un poco de suerte en menos de un año vuestro/tu sueño podría verse cumplido.

Victoria

8 puntos clave para elegir un centro de reproducción asistida

eleccion_centro_reproducción-victoria-in-vitro

¿Cómo elegir un centro de reproducción asistida? Es una pregunta realmente difícil de contestar, seguramente, tu ginecólogo te recomendará alguno de su confianza. No obstante, si me lo permites, te aconsejo que tengas en cuenta los siguientes puntos:

  1. El boca a boca

Siempre se ha dicho que el boca a boca, es decir la experiencia que te comentan otros, es lo que realmente hace que uno se decida por una cosa u otra. No digamos con la aparición de las redes sociales y toda la información que circula en la web. Pero, ten mucha cautela con todo lo que leas. Un primer paso será analizar la información que te  llegue y visitar todas las webs de los centros de reproducción cercanos.

  1. ¿Es un centro conocido?

El centro ha de estar reconocido oficialmente, homologado.

¡Ojo en este punto! No os aconsejo acudir a foros, muchas veces están manipulados y no pocas veces cargados de malas intenciones para desprestigiar a la competencia. La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) en su página web tiene una zona para pacientes donde puedes obtener información sobre qué centros hay en España y su localización, así como gracias al Registro saber cuáles son los resultados de cada uno de ellos. Hasta ahora el Registro lo habían realizado algunos centros de forma voluntaria, pero desde el Registro 2014  es obligatorio.

  1. En manos de buenos especialistas

Es fundamental, buscar un centro con especialistas y profesionales con una sólida formación y experiencia, como ya te comenté en el post “La evolución del equipo de reproducción asistida”. Ellos podrán atenderte, estudiar tus  circunstancias y ofrecerte el tratamiento más adecuado para ti o tú pareja, un trato individualizado. Es importante que siempre muestren respeto por vuestros valores y preferencias ante los distintos tratamientos posibles, no debéis sentiros presionados. En caso de no sentiros cómodos en esta primera visita al centro, es preferible consultar en otro.

  1. Trato cercano y personal

Las personas que acuden a un centro de reproducción asistida están sometidas a una tormenta de emociones que van de la ilusión y esperanza a la desconfianza, ansiedad o desilusión. Es necesario que observéis si en el centro el trato es  cálido, cercano, que os permita relajaros, sentiros acompañados y comprendidos. Tranquiliza mucho saber que son accesibles, por ejemplo que existe un teléfono de contacto 24h, pero eso sí, para usarlo en momentos realmente de urgencia cuando el centro no esté abierto. Además, es muy positivo si el centro cuenta con página web con zonas para interactuar con pacientes, grupos de autoayuda u otros espacios que permitan expresar vuestras dudas. De este modo, os sentiréis más reconfortados y seguros en cada paso que deis.

  1. Información clara, veraz y por escrito. 

Es fundamental que todos los pasos a seguir sean descritos detalladamente por el/ los especialista/s, que utilicen un lenguaje comprensible y resuelvan cuantas dudas  puedan surgir. Así como las probabilidades de éxito en casos semejantes al vuestro, a ser posible que estén contrastados. Y siempre es importante pedir que te den por escrito todas las indicaciones que tengas que seguir, a fin de evitar malos entendidos.

Igualmente, es muy útil conocer los presupuestos de forma inmediata, gratuita, si existe algún tipo de financiación, algunos centros cuentan con sistemas de crédito, y disponer de un tiempo de validez. No son tratamientos económicos precisamente, además pueden variar considerablemente de un centro a otro. Además, al importe del tratamiento hay que añadirle otros gastos como la medicación, traslados, alojamiento y alimentación si no se habita en la misma ciudad en la que se encuentra el centro, etc. En este punto es importante  valorar si es necesario incrementar los costes buscando la excelencia en un centro a cientos de kilómetros o acudir a un centro con buenos resultados en la propia ciudad.

  1. El Consentimiento informado

Antes de llevar a cabo cualquier técnica es preciso rellenar un documento con los datos personales, leer y comprender en qué consiste el proceso determinado, sus riesgos y porcentajes de éxito. Este documento se llama consentimiento informado. Así bien, recuerda que  hay que firmar un consentimiento por cada proceso (inseminación conyugal o si es de donante, FIV/ICSI, congelación de embriones, etc.) y no sólo hay que leerlo, sino también es fundamental entenderlo y ser veraces con los datos que se aportan. En el caso de que surjan dudas, estáis en vuestro pleno derecho para solicitar que se os aclaren. ¡Tomaros vuestro tiempo! Y por supuesto, es muy importante que estos documentos no los perdáis.

  1. Equipamiento adecuado

Puede ser que vuestro caso no requiera de un tratamiento complejo, pero en caso de que fuese así, es obvio que el centro ha de estar equipado correctamente. Ha de poder ofrecer toda la tecnología e innovación disponible para poder llevar a cabo los tratamientos. No obstante, si carece de la última tecnología de vanguardia, que acabas de ver en la TV por ejemplo, no significa que no vayas a conseguir el tan ansiado embarazo. Seamos cautos, no toda la información que nos llega de los medios de comunicación está disponible en el mercado o se ha demostrado de forma concluyente que sea imprescindible.

  1. Exigir certificados  de calidad

Un centro que está sometido a estrictos controles de calidad internos y externos, así como la formación continua de sus profesionales, es un centro que garantiza la calidad, no sólo en sus resultados sino en la satisfacción de sus pacientes. La mayoría de los laboratorios de reproducción asistida en todo el territorio nacional han incorporado sistemas de gestión de calidad según los requerimientos de la Norma internacional UNE-EN ISO 9001. Además, se ha creado una norma española específica sobre sistemas de gestión de la calidad para los laboratorios de reproducción asistida la Norma UNE 179007.  Busca un centro de calidad reconocida.

Evidentemente hay muchos factores que os pueden hacer decidiros por un centro u otro, como puede ser la atención recibida desde que entráis en el centro, la limpieza, qué impresión os causan los especialistas, certificados de calidad, etc. Como siempre, os recomiendo buscar información de fuentes fiables, valorar los pros y contras de cada opción que se os presente. Tenéis que sentiros ilusionados y decididos a dar este gran paso y sobre todo depositar vuestra confianza en el equipo biomédico que habéis elegido.

Victoria

 

Material gráfico diseñado por Freepick

¿Cómo influye la obesidad en la fertilidad?

La obesidad es un problema de salud cada vez más generalizado en las sociedades de consumo, debido en gran medida, a hábitos no saludables. A esto hay que sumarle que la genética y la bioquímica van muchas veces en contra de las personas obesas, por lo cual es necesario estudiar cada caso en particular. También se ha comprobado que la obesidad está en razón inversa al nivel de actividad física y educación, y directamente relacionada con los antecedentes familiares. Asimismo, son determinantes del peso corporal los factores socio-económicos y conductuales.

La importancia que tiene controlar la obesidad es fundamental por su repercusión sobre la salud, ya que está relacionada directamente con muchas enfermedades como diabetes, hipertensión, dislipemia y enfermedades cardiovasculares. Además, tiene un impacto significativo sobre la vida reproductiva.

Obesidad y fertilidad-victoria-in-vitro Material gráfico: Photo credit: Roy Cheung Photography via Visualhunt / CC BY-NC

¿Qué se entiende por sobrepeso?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso cuando el índice masa corporal (IMC) está entre 25 a 29,9, y la obesidad cuando el IMC es de 30 o más. El IMC se calcula dividiendo el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado.

Por ejemplo, una mujer que pesa 74 kilos y mide 1,67 metros tendrá un índice de 26,6, el cual se considera sobrepeso. A continuación puedes ver en la tabla los diferentes grados de obesidad que existen.

Tabla obesidad grados-victoria-in-vitro

En el caso de querer ser madre es muy importante controlar tu IMC. Lo ideal para una mujer que quiere ser mamá es tener un 25 más o menos. En situaciones en el que IMC es de 35, se habla que hay un 26% menos de probabilidades de tener un embarazo espontáneo que una mujer que tenga un peso normal o sobrepeso sin llegar a obesidad. Así pues, en el caso de una mujer con un IMC de 40 o más, la situación se complica ya que tiene un 43% menos de probabilidades de obtener un embarazo.

Obesidad y reproducción

Durante un tiempo han habido opiniones contradictorias sobre el efecto del IMC en el resultado de las técnicas de reproducción asistida (TRAs). El papel de la obesidad en reproducción es más complejo de lo que se cree, en parte porque no se acaba de comprender la influencia de la obesidad en mujeres que ovulan normalmente. Se ha apuntado que la leptina, una hormona que regula el apetito y el gasto energético, podría interferir en la fertilidad, ya que parece influir en el proceso de la producción de esteroides por los ovarios. Las mujeres obesas suelen tener disfunciones ovulatorias, menarquia (primera regla) precoz, menopausia anticipada, muchas de ellas sufren el síndrome de ovario poliquístico (SOP) y en los casos que tienen ciclos regulares, su reserva ovárica puede estar disminuida. Por último, en caso de embarazo presentan un mayor riesgo de abortos y alta prevalencia de complicaciones obstétricas.

En los casos en que se recurre a las TRAs,  éstas pueden ser menos eficaces en pacientes con obesidad. Así bien, las mujeres con este trastorno sometidas a tratamiento de infertilidad necesitan mayores cantidades de hormonas para inducir sus ciclos que las mujeres con peso normal o sobrepeso. La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (2014) informa que el 12% de todos los casos de infertilidad son debidos a que la mujer tiene el peso demasiado bajo o demasiado alto.

Sin embargo, el efecto de la pérdida de peso en mujeres con sobrepeso y obesas sometidas a TRAs, y sus resultados de embarazo posterior, tras la revisión sistemática de trabajos publicados, revelan resultados muy positivo. Las pacientes que perdieron peso tras cambios de dieta y estilo de vida, dietas muy bajo consumo de energía, intervenciones médicas no quirúrgicas y cirugía bariátrica, obtuvieron una mayor tasa de embarazo a término. Además se consiguió la regularización del ciclo y con ello restaurar el patrón menstrual, una disminución en las tasas de cancelación, un aumento en el número de embriones disponibles para la transferencia, una reducción en el número de ciclos necesarios para lograr el embarazo y registraron una disminución en las tasas de aborto espontáneo, e incluso se registraron concepciones naturales.

En cuanto a la fertilidad masculina, se sospecha que pueda existir una relación entre el sobrepeso/obesidad con la infertilidad masculina. Sin embargo no hay consenso en cuanto a la importancia de dicha relación y los mecanismos implicados.

Seguir una dieta equilibrada y practicar ejercicio de forma regular puede ser suficiente para llevar una vida más saludable, tener el peso corporal adecuado e incluso, en aquellos casos que se hubiese perdido, recuperar la fertilidad. Es necesario cuidarnos por nosotros mismos, a veces es difícil, pero en el caso de estar buscando descendencia es una gran motivación. Siempre de la mano de buenos especialistas que nos indiquen que es lo más adecuado para nosotros. Ellos podrán valorar todos los factores que intervienen como la edad materna, el grado de obesidad, la reserva ovárica y otros posibles problemas asociados.

Como conclusión a lo expuesto, una firme determinación a cuidarnos, nuestra salud está en juego, mantener hábitos saludables es imprescindible. Si te encuentras bien tu aptitud se verá reforzada y estarás ganado recursos en tu camino hacia la fertilidad.

Victoria

El virus Zika y la fertilidad: 3 escenarios posibles

Seguro que has escuchado hablar del virus Zika transmitido por un mosquito en Brasil y su devastadora acción sobre algunos niños nacidos de mujeres que han sufrido la enfermedad durante el embarazo, estos niños afectados por el virus presentan microcefalia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una alerta de emergencia sanitaria global sobre este virus para informar a la población y orientar a los profesionales, ya que poco se conoce sobre él.

Para saber a ciencia cierta si una persona está infectada por el virus del Zika se requiere una prueba diagnóstica en sangre, orina, saliva u otros líquidos corporales. Actualmente no hay vacunas, aunque ya se está trabajando en ello. De hecho, Brasil y EE.UU. han firmado un acuerdo para desarrollar una vacuna que dé solución a este problema. Tampoco existen tratamientos específicos para esta enfermedad. La mejor forma de prevenirla consiste en la protección frente a las picaduras de los mosquitos.  Y cómo no, evitar ir a las zonas de contagio como son África, Caribe, Centroamérica, Suramérica, Asia y el Pacífico Sur.

Virus Zika-Fertilidad-Victoria-in-vitro

Este virus ha alertado a sociedades científicas del ámbito de la Fertilidad, Obstetricia y Ginecología por sus consecuencias en los hijos de las madres afectadas y de la posibilidad de supervivencia del virus en el semen del varón durante un periodo prolongado de tiempo.

A continuación, veremos tres escenarios posibles en los que el virus puede retrasar el deseo de ser padres.

  • Querer tener un hijo tras una estancia en las zonas afectadas

Tu ginecólogo o en el centro de fertilidad te van a dar la información que necesitas. Básicamente, os van a preguntar sobre la posibilidad de haber estado en alguna de las zonas de contagio en el último mes o si tu pareja, o persona con la que hayas mantenido relaciones sexuales lo ha estado. Hay que tener en cuenta que se transmite a través del mismo insecto, pero se han detectado casos de transmisión sexual.

  • Durante el embarazo

Según la OMS, durante el periodo de gestación se recomienda evitar viajar a países infectados. En el caso de que no hubiese más remedio, habrá que mantener a raya la presencia de mosquitos mediante el uso de repelentes específicos para embarazadas (DEET –Dietiltoluamida-, picaridin o IR3535), ropa clara y de manga larga y evitar estar en zonas húmedas. En definitiva, mantener unos buenos hábitos de higiene, usar preservativo si mantenemos relaciones sexuales con personas que han estado en zonas infectadas.  Y siempre seguir las pautas que te indique tu ginecólogo.

  • Donación de gametos (óvulos y espermatozoides)

Dado que el virus Zika permanece en el semen bastante tiempo no se puede descartar que en espermatozoides y óvulos también persista. Por esta razón, la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (ASEBIR) recomienda a todos los centros de reproducción asistida que incluyan en sus cuestionarios de admisión de donantes y protocolos de trabajo algunas preguntas como: si ha viajado recientemente a una zona afectada, si manifiesta síntomas de la enfermedad o ha mantenido relaciones sexuales con alguna persona que haya estado en dicha zona.

La Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología (SEGO), Sociedad Española de Fertilidad (SEF), la Asociación para el Estudio de la Biología de Reproducción (ASEBIR), entre otras, han hecho sus respectivos comunicados haciendo una llamada a la prudencia y orientando sobre la conveniencia de posponer el inicio de tratamientos de fertilidad o donación hasta no haber pasado un tiempo prudencial de 28 días, en el caso de que se haya estado en zonas de contagio, para descartar que no tiene la enfermedad.

Si te encuentras en alguno de estos tres escenarios, no dudes en consultar todas las cuestiones que tengas con tu especialista. Él sabrá orientarte de la mejor manera posible, pero no olvides que no hay mejor prevención que el sentido común.

Victoria

Bienvenidos a mi blog

Bienvenidos a todos a mi nueva aventura: victoria in vitro. Es la primera vez que me sumerjo en el mundo de la blogesfera de lleno y lo hago con mucha ilusión. He querido cambiar de escenario y pasar del laboratorio al entorno 2.0 con el fin de poder ofreceros todos mis conocimientos sobre el mundo de la reproducción asistida, pues 30 años como embrióloga clínica dan para mucho!!

En victoria in vitro encontraréis un espacio donde informaros sobre todo lo que rodea la reproducción asistida desde un punto de vista optimista y positivo. El camino hacia la maternidad, en ocasiones, puede ser largo de recorrer. Pero tranquil@, no te preocupes!! Mi objetivo es ayudarte a través de información de calidad, consejos útiles y grandes dosis de buen rollo.

¿Qué te parece? ¿Comenzamos?

Victoria